SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueChinese (Simplified)
ACCESO CAMPUS
SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueChinese (Simplified)

Al hablar de la importancia de los cambios de orientación en el fútbol hacemos referencia a todo aquel golpeo de balón que se produce de un lado al otro del campo. Es la transición del balón desde un sector al otro cuando un equipo pretende realizar una acción defensiva u Controles, orientación y pases ofensiva, mientras que el objetivo principal es buscar espacios libres para en ataque para lograr lastimar al rival.

Dentro del juego del fútbol se pueden distinguir tres pasillos principales, dos corresponden con la amplitud. Son los de la izquierda y la derecha, y el tercero tiene que ver con el sector del centro del campo, a la que podemos llamar “zona de finalización” y es donde se encuentran las porterías. Los cambios de orientación en el fútbol se producen a partir de la circulación del balón en el centro del campo o bien mediante las conducciones individuales, pero el fin último es que aparezcan espacios libres del otro lado del campo al descolocar y desordenar al rival que estará concentrado en quitarnos el balón.

Algunos Ejemplos

Hay equipos que realizan este trabajo a la perfección y prácticamente trabajan los partidos para lograr cambios de orientación y de esa manera que esta arma sea una de las principales para sus ataques. Estos equipos en general se caracterizan por tener dos extremos muy veloces por ambos sectores y, a su vez, algunos jugadores con muy buena calidad en el medio campo, para de esa forma lograr una buena sucesión de toques en corto que desordenen al rival. En el Manchester City de Inglaterra, la aceleración que le da a las jugadas Kevin De Bruyne, al tocar en corto con Gundogan y Fernandinho (o David Silva en su momento), y los cambios de orientación que producen en el rival sus extremos Foden, Mahrez, Sterlin o anteriormente Sané, son verdaderos puñales creados dentro de un engranaje que da funcionamiento a la máquina de Guardiola.

cambiar de orientación el balón

Por otro lado, el Liverpool de Klopp cuenta en sus filas con un mediocampo muy interesante en el que suelen juntarse Henderson, Fabinho y Keita. Pero el verdadero extra se produce cuando logran sumarse al funcionamiento tanto Trent Alexander Arnold como Andrew Robertson. Cuando ambos laterales se cierran y se suman a la línea de volantes en muchas ocasiones generan esa distracción para que un cambio de orientación encuentre libres a Salah o a Mané. Y esto es sinónimo de peligro para los rivales.

Algunas mejoras necesarias

La importancia de los cambios de orientación en el fútbol

Entendimiento a nivel táctico

Para poder utilizar a los cambios de orientación en el fútbol es necesario pulir, antes, algunas otras cuestiones relacionadas con el juego. Un correcto entendimiento a nivel táctico le dará a los jugadores un mejor poder de decisión para saber exactamente cuando es un buen momento para realizar un cambio de orientación. Mientras más entiendan el juego a nivel táctico los integrantes del equipo, será más fácil sacarle provecho a esta variante.

Controles, orientación y pases

Otro punto importante es trabajar estas 3 características. Para conseguir mejores controles, recibir el balón estando ya perfilado, sumado a una precisión en los pases hará que esos cambios de orientación tengan una mayor velocidad y eficacia. Es sabido que en el fútbol moderno si hay algo que no sobra dentro del campo de juego es el tiempo. Y recibir con una correcta orientación del cuerpo, junto con un control ideal hará ahorrar mucho tiempo a nuestros futbolistas para seguir jugando en corto hasta el momento correcto en el que realizar un cambio de orientación sea provechoso.

Zonas de definición

Entendimiento a nivel tácticoPor último, de nada servirá todo el trabajo previo si luego no se logran transformar en goles todos esos movimientos preestablecidos y planificados. Cuando hablábamos del Manchester City de Guardiola y del Liverpool de Klopp como dos de los máximos exponentes de ese tipo de fútbol, gran parte de ese concepto tiene que ver con la gran capacidad de esos equipos no solo para generar excelentes distracciones mediante los toques en corto, sino también para realizar los propios cambios de orientación a través de los golpes precisos. Principalmente de Kevin De Bruyne, Jordan Henderson y   . Y sobre todo por la capacidad para aprovechar un amplio número de esas situaciones de peligro que se generan por esta variante táctica.