SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueChinese (Simplified)
ACCESO CAMPUS
SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueChinese (Simplified)

Seguramente el sueño de todos alguna vez haya sido ser el centrocampista creativo de nuestro equipo, con el número 10 en la espalda, el reconocimiento de nuestros compañeros y la calidad de sobra para manejar los hilos como cualquier crack que veíamos por la televisión cuando éramos pequeños. Seguramente también, con el paso del tiempo, nos dimos cuenta de que esa mezcla casi perfecta entre calidad técnica, velocidad mental y lectura del juego es solo para unos pocos privilegiados, y lentamente nos fuimos moviendo hacia otras posiciones dentro del césped.

Centrocampistas creativos modernos

Responsabilidades de un centrocampista

Ser un centrocampista creativo conlleva muchas responsabilidades tácticas a las que cada vez se le dan más importancia. Y es que el centrocampista creativo de hoy no es el mismo que el de hace 15 o 20 años, parece otra vida, pero estamos hablando tan solo de dos décadas. En el comienzo de los 2000 jugaban Rivaldo, Figo, Zidane, Aimar y Riquelme, entre otros tantos genios del fútbol, pero su responsabilidad a nivel táctico no se encontraba ni cerca de la exigencia que piden hoy en día los entrenadores. Como dijo Diego Simeone “Si no corre uno, bien. Si no corren dos, difícil. Si no corren tres, imposible”.mejores centrocampistas

Hoy el desgaste es diferente, y las energías que en otras épocas se guardaban para atacar hoy se necesitan para asfixiar y presionar al rival, muchas veces en sectores muy altos del campo de juego, lo que requiere un gasto de energía aún mayor.

Aquellos Figo, Zidane o Riquelme, hoy se han transformado en Kevin De Bruyne, Toni Kroos o Bruno Fernandes, una clara muestra de lo distintos que son los roles. Porque a pesar de coincidir en el puesto de centrocampista creativo, las funciones han requerido algunos ajustes para encajar en el fútbol moderno, donde en promedio cada jugador corre 10 kilómetros por partido.

Centrocampista creativo moderno

En general el centrocampista creativo no se caracteriza por tener una gran capacidad de regate, pero la enorme calidad técnica con la que cuentan genera que muchas veces puedan regatear jugadores rival con una gran sencillez. De hecho, otro punto importante para poder ganar duelos uno contra uno es que el centrocampista creativo moderno está dotado de una gran potencia, y como mencionábamos anteriormente, Kevin De Bruyne y Bruno Fernandes pueden ser los ejemplos perfectos para recalcar este aspecto del juego. Sobre todo en la Premier League de Inglaterra, donde hay muy pocos jugadores a los que “se les permite” gambetear. Kevin y Bruno apelan a esa potencia y calidad extra para marcar la diferencia.

Concentración y lectura del juego

Ser un centrocampista creativoUno de los principales desafíos del entrenador es conseguir que su centrocampista creativo logre observar lo que él mismo ve desde fuera de la cancha. Pero el jugador encargado de esa función no tiene los años de experiencia y formación con la que si cuenta el entrenador, entonces el desafío es poder enseñarle a su centrocampista creativo a cómo tomar decisiones que favorezcan el andar del equipo. Cuando Guardiola se desesperaba haciéndole gestos a Kimmich en el Bayern estaba intentando explicarle en un minuto lo que a él probablemente le llevó muchísimo más tiempo entender debido a su vasta experiencia en el mundo del fútbol. Pero por ahí pasa la clave, por saber leer el partido y estar 100% concentrado. Ya que de esa manera se mejora en la toma de decisiones, y mientras mejores sean las decisiones que toma el mediocentro creativo, el equipo tendrá más posibilidades de ganar.

 

Personalidad

Si bien esta característica debe estar presente en cualquier jugador profesional, el centrocampista creativo debe ser la bandera del equipo. Muchas veces es el capitán designado tanto por los compañeros como por el entrenador, y tiene todo el sentido porque de que él tenga un buen día o no, depende un alto porcentaje de la victoria en el campo de juego.

Concentración y lectura del juego

Pero esas muestras de personalidad y carácter florecen sobre todo en los malos tiempos. Cuando las cosas no salen como todos querían, ahí es cuando el líder demuestra su valía. Y en el caso del centrocampista creativo en particular esto quiere decir que no se esconderá y que pedirá la pelota siempre que pueda para hacerse cargo de los ataques. Que levantará a sus compañeros con las palabras justas para mantenerlos motivados y que por más que la situación no sea la mejor, él estará ahí para asumir el mando y conseguir el objetivo. Dime quien es tu centrocampista creativo, y te diré cómo juegas.