SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueGalician
ACCESO CAMPUS
ACCESO CAMPUS

Los cambios en el deporte están estrechamente vinculados a los cambios en la sociedad. La esperanza de vida aumenta y la edad de jubilación también ha aumentado en España. Un estudio de investigación reciente confirma que esta tendencia también ocurre en el deporte, la edad en el fútbol de élite cada vez es mayor. Tras analizar las edades de los jugadores que participaron en la Liga de Campeones entre las temporadas 1992-1993 y 2017-2018, los investigadores descubrieron que:

  • La edad media de los jugadores ha aumentado en 1,6 años, pasando de 24,9 en la primera temporada analizada a 26,5 en la última temporada analizada.
  • Este aumento se puede observar en todas las posiciones. Los porteros y los centrales son las posiciones con los jugadores más viejos.
  • Una curva en U invertida caracteriza la relación entre el valor de mercado de los jugadores y su edad, con el valor máximo registrado en el rango de 26 a 30 años. Los jugadores de más de 30 años tenían un valor menor, incluso más bajo que los jugadores en el rango de edad de 16 a 20 años.
  • No hay diferencias de edad entre los equipos que han ganado campeonatos y los que fueron finalistas, semifinalistas o eliminados. Parece que una combinación de juventud y madurez puede ser la mejor fórmula para el éxito.

La explicación de por qué los jugadores de fútbol están envejeciendo está relacionada con una combinación de múltiples factores. La tecnología, la dieta, el entrenamiento, la prevención de lesiones, el dinero invertido y la experiencia de los entrenadores podrían ser factores contribuyentes. Los equipos ahora entrenan mejor; los jugadores se cuidan más y la ciencia ha ayudado a comprender mejor lo que se necesita para cometer menos errores. También es posible que estemos ampliando los límites del rendimiento.

La tendencia al aumento de la edad en el fútbol

Aplicación práctica de estas conclusiones

  1. No deberíamos centrarnos sólo en fichar a jugadores muy jóvenes. El valor de mercado de los jugadores disminuye drásticamente después de los 30 años, sin embargo, parece que a esta edad los atletas pueden seguir ofreciendo un rendimiento de calidad durante varias temporadas. Además, un jugador experimentado puede necesitar menos tiempo para adaptarse a un nuevo club y jugar lo mejor posible desde el momento en que se une al club.
  2. La tendencia al aumento de la edad en el fútbol de élite parece probable que continúe en los próximos años. Los jugadores están envejeciendo, especialmente los porteros y los centrales.
  3. La inversión de los clubes en investigación, tecnología y personal técnico bien cualificado puede haber contribuido a mantener el valor de los jugadores.

 

LA INFLUENCIA DE LA EDAD EN EL FÚTBOL DE ÉLITE

rendimiento técnico-táctico La edad en el fútbol de élite está aumentando. Sabemos que los jugadores pueden dar sus mejores niveles de rendimiento durante más tiempo ahora que hace unas décadas. El entrenamiento se ha vuelto más sofisticado, los jugadores se cuidan mejor a sí mismos y la ciencia ha ayudado a entender lo que debemos hacer para cometer menos errores. En el tenis, por ejemplo, la edad media de los 100 mejores jugadores masculinos del último decenio ha pasado de 26,2 años a un máximo histórico de 27,9 años. Pasando de 24,9 en la primera temporada analizada a 26,5 en la última.

Sin embargo, sabemos mucho menos sobre la edad en la que los futbolistas alcanzan su máximo nivel de rendimiento, o sobre cuánto y de qué manera su nivel de rendimiento disminuye a partir de entonces. Varios estudios recientes podrían aportar algunas pruebas sobre la relación entre la edad en el fútbol de élite y el rendimiento en el terreno de juego.

 

RELACIÓN ENTRE LA EDAD EN EL FÚTBOL DE ÉLITE Y EL RENDIMIENTO

Las conclusiones de los estudios sobre la relación entre la edad en el fútbol de élite y el rendimiento sugieren aspectos significativos que deben tenerse en cuenta:

fútbol de élite y el rendimiento Hay una clara pérdida de rendimiento físico en los jugadores de más de 30 años en comparación con los futbolistas más jóvenes. Tras analizar a 10.739 jugadores de la Liga española durante la temporada 2017-2018, los investigadores descubrieron que la distancia total recorrida por los jugadores de más de 30 años es un 2% menor que la recorrida por los jugadores más jóvenes. La distancia recorrida, el número de esfuerzos de alta intensidad o sprints y la velocidad máxima alcanzada también disminuyeron significativamente, entre el 5 y el 30%. La pérdida de rendimiento es especialmente drástica en los mayores de 35 años. Esta tendencia se observó en todas las posiciones.

Esta evolución del rendimiento también se ha observado en los jugadores que participan en la Bundesliga alemana. La distancia total recorrida, el número de sprints y el número de carreras rápidas disminuyeron en un 3,4%, 21% y 12% respectivamente en los jugadores mayores de 30 años en comparación con los futbolistas más jóvenes.

Sin embargo, el rendimiento técnico-táctico parece ser mejor en los jugadores de más edad. El porcentaje de pases exitosos es 3-5% mayor en los jugadores mayores de 30 años en comparación con los jugadores de entre 16 y 29 años. Es posible que el deterioro del rendimiento físico de los jugadores más jóvenes se compense con una mejora en otras habilidades como la toma de decisiones y la inteligencia de juego.

Otro estudio sugiere que la sincronización de los jugadores más veteranos durante la competición (la coordinación de sus movimientos durante el juego) es mejor que la de los jugadores más jóvenes y mejora con menos sesiones de entrenamiento.

la edad en el fútbol de élite

Implicaciones prácticas de estos hallazgos para el entrenamiento

  • La combinación de juventud y madurez en una plantilla de jugadores puede ser la mejor fórmula para el éxito.
  • Parece necesario individualizar al máximo la preparación de los jugadores en función de su edad: no todos necesitan el mismo entrenamiento para alcanzar la mejor versión de sí mismos.
  • Al fichar nuevos jugadores, hay que tener en cuenta las exigencias del puesto específico. Tal vez los clubes no deberían contratar sólo a jugadores muy jóvenes. Cuando se requiere un conocimiento más profundo del juego es mejor contar con jugadores mayores, y cuando se requiere un nivel de rendimiento físico más alto, entonces contratar a jugadores más jóvenes. Un futbolista experimentado también necesitaría quizás menos tiempo para adaptarse a un nuevo club y daría lo mejor de sí desde el principio.
  • Los clubes podrían ajustar el salario de los jugadores a los niveles de rendimiento esperados según su edad. Algo que siempre debe ser considerado cuidadosamente. Cada jugador es único. Sus necesidades deben ser adaptadas.