SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueChinese (Simplified)
ACCESO CAMPUS
SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueChinese (Simplified)

El primer paso para lograr una buena metodología de trabajo de cara a los entrenamientos y, por tanto, a las competiciones, es realizar una correcta planificación. Hoy hablamos sobre como distribuir el trabajo físico en un entrenamiento de fútbol.

¿Cómo distribuir el trabajo físico en un entrenamiento de fútbol?

La rutina de trabajo para los entrenamientos debe realizarse no solo teniendo en cuenta los objetivos a corto plazo (ganar partidos y obtener resultados), sino que se debe pensar siempre a largo plazo para evitar lesiones por sobrecargas o sobre exigencias. Para ello resulta ideal escoger diferentes características físicas para desarrollar en cada período. Teniendo en cuenta cual es el total de semanas y meses disponibles para entrenar, tipo de cargas y fuerzas de entrenamiento que requerirá cada entrenamiento y hasta cuándo será el período de vacaciones para la recuperación total de los futbolistas.

Principales acciones a seguir para distribuir el trabajo físico en un entrenamiento de fútbol

Dentro de cada sesión distribuir el trabajo físico en un entrenamiento de fútbol es de gran importancia para que el rendimiento sea óptimo. Sin embargo, la forma de medir esas cargas y el estrés que se produce en los jugadores no parece ser un aspecto que tanto entrenadores como preparadores físicos tengan muy desarrollados.

Esto último resulta demasiado peligroso para la salud del deportista y las lesiones suelen aparecer durante el transcurso de la temporada. Y si bien pueden seguirse algunos consejos para evitarlas, la preparación mediante ciclos formativos siempre es la mejor opción.

Distribución de cargas

Los modelos de planificación de ciclos de entrenamiento que actualmente utilizan los entrenadores tiene mucho que ver con una carga que varía en función de los objetivos planteados. Pero, además, el aumento de esas cargas con el paso del tiempo debe respetar algunas variables que forman parte los principios del entrenamiento deportivo. Como lo son tener en consideración que cada deportista es distinto, es decir individualizándolos, ser específicos con el trabajo que requiere cada uno y entender que las sobrecargas pueden llegar simplemente por la repetición de ejercicios muy simples.

¿Cómo calcular la carga de entrenamiento en fútbol?

Para lograr distribuir el trabajo físico en un entrenamiento de fútbol de forma exitosa y eficaz se deben recurrir a métodos que hayan sido probados y validados por la ciencia. Pero que al mismo tiempo sean fáciles de comprender y aplicar por los deportistas.

¿Cómo calcular la carga de entrenamiento en fútbol?

Si bien es cierto que esta pregunta debe ser respondida dependiendo del número de entrenamientos que se realizan a la semana, del momento de la temporada en el que se encuentre el equipo y de las necesidades de cada plantilla (entre muchos otros factores), lo cierto es que a grandes rasgos pueden tomarse algunos parámetros generales a partir de los cuales comenzar a trabajar, o mejor dicho, a planificar los trabajos.

El primer paso debe ser observar con mucha atención los entrenamientos. De esa forma se podrán elaborar los planings de entrenamiento semanales de una forma optimizada y precisa. Si el entrenador observa con atención plena cómo se desarrollan las sesiones no solo podrá estar atento a los detalles de que es lo que pide el cuerpo de cada jugador en forma individual, sino que además es muy probable que logre minimizar el riesgo de lesiones.

Cómo distribuir el trabajo físico en un entrenamiento de fútbol

A esto se le llama cálculo de la escala de esfuerzo percibido. Y es a partir de este cálculo cuando se evalúan dos conceptos muy importantes para poder mejorar el trabajo físico en un entrenamiento de fútbol.

El primero es la monotonía del entrenamiento, y se encarga de medir la variabilidad existente entre los diferentes días de entrenamiento. Y tiene una correlación directa con el sobreentrenamiento y el riesgo de sufrir lesiones.

Por otro lado, la sobrecarga nos indica el nivel de estrés fisiológico que sufre cada organismo de los futbolistas durante cada sesión de entrenamiento.

Principales acciones a seguir para distribuir el trabajo físico en un entrenamiento de fútbol

Si bien es cierto que no hay una fórmula mágica para distribuir el trabajo físico en un entrenamiento de fútbol para que se trabaje de forma más eficaz, hacer progresar a los futbolistas y hacerlos mejores mediante el trabajo y la preparación tampoco debería ser observado como un arte científico.

Distribuir el trabajo físico en un entrenamiento de fútbol

Hay algunos parámetros que pueden seguirse y que repasaremos a continuación para que el entrenador pueda hacer énfasis en su aplicación:

Trabajo de resistencia: Este trabajo, cuando se realiza durante la temporada, se realiza de forma intermitente enfocado en la fuerza aeróbica. Pero para observar verdaderos efectos positivos se debe recurrir a un mínimo de dificultad exigida tanto en el plano mental como en el físico.

Trabajo de velocidad: Al ser un trabajo que necesita a los deportistas frescos, lo ideal es realizarlo tras un día de descanso. Por eso el mejor momento resulta casi siempre a mitad de la semana.

Trabajo de fuerza: Al igual que la velocidad debe trabajarse con el jugador descansado. Con lo cual el mejor momento será también a mitad de semana. Es un trabajo muy agotador que surte efecto cuando se consigue exigir al jugador tanto en el plano muscular como nervioso.