SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueGalician
ACCESO CAMPUS
ACCESO CAMPUS

En el deporte moderno, la condición física y el acondicionamiento son enormemente importantes. Los deportistas profesionales son más fuertes, más rápidos y están mejor condicionados que nunca. Además, los avances en la ciencia y la tecnología del deporte significan que tenemos acceso a más herramientas para ayudar a nuestro desarrollo.

Construir la fuerza a través de sentadillas y arremetidasSi bien la condición física es importante para los adultos, también es vital para el desarrollo a largo plazo y el bienestar de los jóvenes futbolistas. Incluso si no quiere convertirse en un jugador de fútbol profesional, mejorar su condición física y su acondicionamiento tiene muchos beneficios. Te sentirás mejor y tendrás más energía. También mejorará su calidad de vida.

Sabemos que intentar crear un plan de acondicionamiento físico para los jóvenes jugadores de fútbol es difícil. Puede que te cueste saber en qué áreas de la aptitud física concentrarte. También es posible que no estés seguro de los límites de tus pupilos y de cómo adaptar un programa de acondicionamiento físico a su edad y al deporte. No temas, porque en este artículo discutiremos la importancia de la condición física y el acondicionamiento para los jóvenes futbolistas. Además, proporcionaremos una serie de consejos útiles y ejercicios de entrenamiento que puede utilizar durante sus prácticas de fútbol.

 

¿Por qué es importante la condición física y el acondicionamiento para los jóvenes futbolistas?

En primer lugar, veamos brevemente por qué estas dos cosas son tan importantes para los jóvenes futbolistas. A medida que los niños atraviesan la pubertad sus cuerpos se desarrollan. Es importante aprovechar estos cambios y maximizar su eficacia.

El entrenamiento es también un componente vital para que los jóvenes jugadores de fútbol alcancen su máximo potencial. Puedes tener un jugador con talento que sea hábil y tenga un control brillante del balón pero que carezca de fuerza física y velocidad. En una situación similar a esta, mejorar el acondicionamiento y la condición física les permitiría usar su talento natural y alcanzar su máximo potencial.

Además de esto, el entrenamiento físico ofrece los siguientes beneficios:

– Mejora de la velocidad

– Aumento de la resistencia

– Mayor resistencia a las lesiones

– Mejora de la fuerza del núcleo

– Estilo de vida más saludable

No sólo puede mejorar el desarrollo de su jugador de fútbol, sino que también puede inculcarles la importancia de llevar un estilo de vida saludable. Las habilidades que un niño aprende en el fútbol pueden aplicarse a lo largo de su vida y ayudarles a convertirse en adultos completos.

 

Consejos para mejorar la condición física en los jóvenes futbolistas

 

Construir la resistencia a través del entrenamiento a intervalos

La resistencia es un aspecto físico importante del fútbol. La resistencia y el aguante determinan si un jugador puede seguir siendo efectivo durante todo el partido. Recuerda que los partidos de fútbol duran 90 minutos. Si un jugador joven tiene poca resistencia, puede cansarse y rendir mal incluso antes del descanso.

El entrenamiento a intervalos es una forma relativamente simple de mejorar la resistencia. La premisa básica es realizar ejercicios de carrera continua a dos ritmos diferentes. Por ejemplo, los jugadores correrían al 100% de esfuerzo hasta la línea del medio tiempo, y luego trotarían lentamente usando el 50% de esfuerzo hasta el otro extremo del campo. Este cambio de ritmo mejora la resistencia, pero también simula el tipo de esfuerzo que los jugadores jóvenes deben hacer en los partidos.

 

Mejorar la velocidad de sprint a través del entrenamiento de resistencia

Consejos para mejorar la condición física en los jóvenes futbolistasAdemás de la resistencia, los jugadores de fútbol también necesitan velocidad y aceleración. Esto les permite superar a otros jugadores y alcanzar rápidamente el balón. Una gran manera de mejorar la velocidad es a través de ejercicios de entrenamiento de resistencia.

El entrenamiento de resistencia es simple e implica el uso de bandas de resistencia u otros materiales resistentes que proporcionan resistencia a los movimientos musculares. Los ejercicios sencillos incluyen arremetidas, flexiones y carreras en el lugar.

 

Construir la fuerza a través de sentadillas y arremetidas

Aunque el fútbol es un deporte sin contacto, los jugadores jóvenes deben ser físicamente fuertes. Esto es especialmente importante cuando se juega a la posición en las jugadas a balón parado y se desafía el balón en los placajes. El levantamiento de pesas es una gran actividad para desarrollar la fuerza, aunque no es aconsejable para los niños pequeños y adolescentes. Para ello, ejercicios físicos sencillos como sentadillas, arremetidas y flexiones de brazos pueden ayudar a desarrollar la fuerza interior.

 

Mejorar la flexibilidad a través de extensas rutinas de calentamiento y estiramiento

Los jugadores de fútbol deben ser flexibles y ágiles. Deben ser capaces de cambiar de dirección rápidamente, acelerar y desacelerar, y ser flexibles en sus movimientos. Una gran manera de mejorar este aspecto del acondicionamiento es asegurar un riguroso preentrenamiento y calentamiento previo al juego.

Los calentamientos previos al entrenamiento son esenciales. En primer lugar, los calentamientos ayudan a minimizar el potencial de lesiones y problemas comunes como los calambres. Saltar directamente al ejercicio puede ser perjudicial ya que tus músculos y extremidades no están listos para la acción. En segundo lugar, los ejercicios de calentamiento son excelentes para realizar ejercicios sencillos que pueden mejorar la flexibilidad y el movimiento de un jugador joven.

 

Permitir un tiempo de recuperación suficiente entre las sesiones de entrenamiento

Condición física en los jóvenes futbolistasLos adolescentes y los niños pequeños no se han desarrollado completamente, sus cuerpos siguen creciendo. Por lo tanto, es importante permitir un tiempo de recuperación suficiente entre las actividades individuales y las sesiones de entrenamiento. Aunque los niños pequeños se recuperan rápidamente, no queremos exponerlos a posibles lesiones o poner sus cuerpos bajo demasiada presión.

Asegúrese de que las sesiones de entrenamiento no duren más de dos horas. Además, mezclar las sesiones de entrenamiento y las prácticas para incluir actividades tanto intensas como de ritmo lento. Por último, asegúrese de que las prácticas de fútbol estén espaciadas uniformemente durante la semana, para que los jóvenes jugadores puedan tener tiempo para recuperarse.

 

Controlar su progreso y establecer metas alcanzables

Una clave para mejorar la condición física y el acondicionamiento de los jóvenes jugadores es establecer metas y monitorear su progreso. Al comienzo de la temporada de fútbol, crear un conjunto de estadísticas y tiempos para cada jugador.

Esto le da al entrenador y al jugador un punto de referencia para trabajar. A medida que la temporada avanza, puedes controlar el progreso y establecer objetivos realistas para mejorar. Esto les proporciona a los jugadores concentración y algo por lo que esforzarse. También proporciona a los entrenadores cifras de referencia para supervisar el desarrollo de su equipo.

 

Intentar mantener una dieta equilibrada y nutritiva

Mejorar la velocidad de sprint a través del entrenamiento de resistenciaNo podemos enfatizar lo suficiente la importancia de la dieta y la nutrición. Esto se aplica a todos los niños y adolescentes, no sólo a los jugadores de fútbol. Lo que comes y bebes puede ayudar o dificultar enormemente tu desarrollo como atleta. Además, puede afectar a tu calidad de vida y a tu futuro. Si llenas tu cuerpo con los tipos de comida y bebida equivocados, puedes limitar tu potencial atlético. También puede afectar negativamente a tu rendimiento debido a la sensación de letargo o falta de energía.

En primer lugar, ya sea que estés practicando o compitiendo, ¡mantente hidratado! El agua es esencial para mantenerse hidratado durante las prácticas y los partidos. Los entrenadores deben animar a sus jugadores a beber líquidos y a mantenerse hidratados, ya que esto puede mejorar los niveles de energía y la recuperación.

Una dieta equilibrada también es importante: las proteínas, las vitaminas y los alimentos con alto contenido en fibra pueden contribuir al desarrollo y a la buena forma física.