SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueGalician
ACCESO CAMPUS
ACCESO CAMPUS

Algunas habilidades del portero son claves y esenciales en el juego moderno. Sin todas ellas, un portero joven no podrá desarrollar su potencial por completo. Por eso es básico tener una práctica constante a través del entrenamiento de porteros, de una forma específica, donde ser lleven a cabo la repetición de ciertos ejercicios y destrezas.

porteros de fútbol

Hemos aunado algunos consejos para llevar a cabo en el campo de entrenamiento. Pero primero, debemos asegurarnos de que contamos con el equipo adecuado.

 

Entrenamiento de porteros: equipamiento de portería esencial

Para aumentar los resultados de la práctica en el campo de entrenamiento, es necesario contar con los materiales adecuados. La herramienta más importante de cualquier portero es un juego de guantes de portero. Deberán garantizar un contacto seguro y protegido con el balón, y deben ayudar a una distribución rápida y eficaz.

Los guantes con dedos acolchados de espuma, muñequera elástica y correa de velcro deben ser prioritarios. Pero lo más importante es que los guantes de portero se ajusten bien y nos hagan sentir cómodos durante cualquier entrenamiento de porteros y en todo el partido de 90 minutos.mejorar el rendimiento de los porteros

Obviamente, necesitas unas espinilleras fuertes y resistentes. Además, pueden utilizarse acolchamientos para proteger hombros y codos, a la vez que le proporción una agradable protección contra los elementos. Las rodilleras también son una opción, especialmente si juega habitualmente en superficies artificiales. Otros elementos de equipamiento que puede necesitar un portero incluyen lavado de guantes, cinta adhesiva fuerte para los dedos y una bolsa protectora para sus guantes.

 

Ideas para el entrenamiento de porteros

Detención de disparos

consejos para entrenar a los porterosLos expertos y periodistas lo mencionan mucho, pero la parada de los golpeos es la principal tarea de un portero. Si no puedes destacar en esa área, probablemente no podrás sobresalir en la posición de portero. Afortunadamente, son múltiples los ejercicios y rutinas que puedes hacer en un entrenamiento de porteros para desarrollar las habilidades para detener el tiro con el tiempo.

Uno de ellos consiste en que un jugador de campo corra con el balón desde el centro, mientras que el portero espera en su línea. El jugador debe realizar un tiro fuerte y dirigido o un tiro colocado desde el borde del área. Sin moverse de la línea, el guardameta debe recoger el balón limpiamente o pararlo en un área segura. Puede aumentar el nivel de dificultad añadiendo un par de jugadores atacantes adicionales al área.

 

Situaciones de uno contra uno

Las situaciones de uno a uno entre un jugador atacante y un guardameta ocurren durante la mayoría de los partidos, así que tienes que saber lo básico. Como portero, tienes que mantenerte firme, ajustar los ángulos y ser agresivo. Pero reunir todo esto en una situación de partido no es fácil. Por eso es necesario recrear las condiciones del partido en el entrenamiento de porteros.

Un buen ejercicio de uno contra uno consiste en alinear a los jugadores atacantes a unos 10 metros del borde del área de penalti. Cada jugador debe driblar el balón hacia la portería con el objetivo final de marcar una vez que esté dentro del área. Pide a un par de jugadores que actúen como distracción en el área para recrear las condiciones del partido. Como guardameta, debe mantener la vista en el jugador y el balón. Mantén a los atacantes acercándose rápido, ya que esto mantendrá el ritmo alto, y te obligará a evaluar constantemente y a tomar decisiones instintivas.

 

Reflejos

Un buen portero puede hacer cambios repentinos en su posición, así como en la forma de su cuerpo. Mejorar esta habilidad hará que cualquier portero consiga tener una reacción más rápida ante los tiros sorpresa o cualquier desvío.entrenamiento de porteros

Una excelente manera de desarrollar sus propios reflejos y su agilidad en un entrenamiento de porteros es con la ayuda de un rebote. El jugador manda un balón que rebota y regresa en una serie de direcciones impredecibles. Sobre todo, si entrenas solo, es una excelente manera de mezclar las cosas. Lanza o golpea el balón a la red y prepárate para atraparlo o detenerlo cuando vuelva a volar. Puedes combinar una sesión de paradas de disparo con una sesión de reflejos utilizando una combinación de portería de fútbol y rebote.

 

Saltos y cruces

La idea aquí es, en un entrenamiento de porteros, poner presión en el balón cuando está en el aire. Después de todo, la mayoría de la gente puede simplemente atrapar un balón en el aire cuando no hay distracciones alrededor. Coloca cuatro conos de entrenamiento en el área a intervalos iguales. Haz que un jugador atacante se pare al lado de cada cono, y crea una cruz desde una posición amplia. Cuando el balón esté en el aire, cada uno de los jugadores debe correr hacia él, sin mantener contacto. El guardameta debe saltar en el aire para atrapar el balón antes de que pueda ser cabeceado por uno de los atacantes. Consigue que los jugadores de campo se amontonen con el guardameta y maximicen las distracciones.

 

Con el equipamiento adecuado, el trabajo y la formación de los entrenadores, la ayuda de los compañeros de equipo y mucho compromiso en tu entrenamiento de porteros, deberías ser capaz de maximizar tus habilidades como guardameta para una conseguir una carrera lo más productiva y exitosa en el fútbol.