SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueChinese (Simplified)

AULA VIRTUAL

SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueChinese (Simplified)
Manejo de egos en los vestuarios

Manejo de egos en los vestuarios

Aspectos negativos como el egoísmo o la rivalidad tienen especial repercusión en el desarrollo tanto personal como colectivo de un grupo de deportistas y, por ende, de su propio bienestar. En este artículo hablamos sobre el manejo de los egos en los vestuarios.

Los objetivos que tienen estos deportistas de forma individual, están fuertemente orientados hacia su propio ego. Lo que genera una necesidad constante de demostrar sus habilidades y su superioridad hacia sus rivales o, incluso, frente a sus propios compañeros de equipo.

Estructura deportivaPor otro lado, la autoestima de este tipo de deportistas tiene su base de formación en lo que opinen los demás sobre su rendimiento, sus ejecuciones y su forma de competir. Muchos ejemplos hay en el mundo del deporte de elite, donde los Cristiano Ronaldo o Lebron James se han mencionado como los mejores jugadores del planeta en su disciplina más de una vez.

Es por esto que la actuación de la psicología deportiva debe enfocarse en planificar la mejor manera de expresar los objetivos de estos jugadores para centrarlos en los resultados y el rendimiento colectivo. Si se logra planificar de forma correcta una temporada, habrá menos necesidad de enfrentarse, durante la misma, a los egos en los vestuarios.

A mayor cantidad de objetivos cumplidos en conjunto, mayor ánimo positivo dentro de la plantilla. Y esto (si bien no es una garantía de éxito) debería colaborar a que existan menos fricciones provenientes de egos absurdos.

 

Estructura deportiva

Para contener los egos en los vestuarios y realizar la correcta planificación de la temporada, la estructura deportiva y los roles con su correspondiente jerarquía, deberán estar bien definidos.

 

El entrenador

El principal responsable de la gestión de egos en los vestuarios es el entrenador. Su figura debe ser observada por los deportistas como la máxima autoridad y la comunicación ocupa un lugar de importancia decisivo para la actividad del día a día.

Los jugadoresEstos canales de comunicación servirán para mostrarse como líder y convencer a toda la plantilla de que deben creer tanto en él como en el proyecto deportivo.

Para ejemplificar a la perfección este concepto, Unai Emery lo explicó de forma muy sencilla durante una charla con ProLiga: “En un vestuario se producen situaciones que tienes que gestionar. Cada uno tiene su ego y su amor propio, pero las relaciones desde el liderazgo hay que hacerlas a nivel humano. Los grandes futbolistas son personas, igual que los jugadores de otras categorías. Trato de llevar el mismo tratamiento, a nivel individual, porque el mensaje siempre debe ser llegar al nivel humano, seas una estrella o de Tercera”.

 

Los jugadores

Los protagonistas del juego, y por tanto los dueños de los egos en los vestuarios. Deben ser observados muy de cerca por el entrenador para que no llegue a generarse en ellos una personalidad egocéntrica.

Manejo de egos en los vestuariosEs un rasgo muy común y característico de quienes quieren destacar por encima del grupo y, con este razonamiento, suelen anteponer sus objetivos individuales por sobre los grupales. Lo positivo, es que ese ego los lleva a trabajar de manera más intensa para potenciar sus virtudes, y terminan convirtiéndose en mejores jugadores simplemente porque les encanta ser observados.

Pero esa competitividad los lleva a querer demostrar que son mucho más que sus compañeros y suele generar asperezas propias de otros rasgos como lo son la envidia y los celos.

La tarea del entrenador es lograr equilibrar ese ego con todas sus habilidades. Y las intervenciones siempre deben ser a través de una comunicación muy clara. Encontrar las soluciones a tiempo puede ser la diferencia entre un buen o un mal manejo de egos en los vestuarios.

 

La directiva

La directivaPor último, al tratarse de una entidad deportiva, la directiva del club es la responsable de concretar los fichajes y, no menos importante, los salarios que cada jugador cobrará. Si bien los resultados son fundamentales, nada garantiza el éxito, incluso mantener en la plantilla al mejor jugador, si esto significa seguir manteniendo en las filas a alguien con un ego exagerado que no suma a nivel grupal.

Algunas directivas se caracterizan por apostar por este tipo de jugadores y centran todo su proyecto deportivo en una o dos estrellas. Un arma de doble filo si termina anteponiendo sus objetivos a las del club, porque una vez motivado su ego, será muy difícil de volver a bajar.

Una vez más, la buena comunicación del entrenador para gestionar la relación entre la directiva, el cuerpo técnico y la plantilla ocupará un rol determinante para controlar los egos en los vestuarios.

Posesión de balón productiva

Posesión de balón productiva

“Odio el tiki taka” declaró Pep Guardiola en una conferencia hace algunos años cuando dirigía al Manchester City. El concepto principal para extraer de aquella declaración es que mientras todo el mundo del fútbol seguía fascinado por el nivel futbolístico mostrado por el Barcelona, Pep hacía hincapié en que no disfrutaba para nada del simple hecho de mantener la posesión del balón: “El Tiki Taka es pasar el balón sin ninguna intención. Y esto no sirve para nada. No os creáis lo que dicen”. En este artículo hablamos sobre la posesión de balón productiva.

Con la posesión de balón no es suficiente

Autor: Steffen Prößdorf, publicada por Wikimedia Commons bajo licencia CC BY-SA 4.0

Mourinho vs Guardiola

Según el propio entrenador, el Barcelona no tenía nada de todo esto y la posesión de balón constantemente tenía un sentido determinado para poder dañar al rival. Y es que plena posesión no es suficiente para obtener buenos resultados y títulos. Sino que hay que aprovecharla en conjunto con una idea definida.

¿Qué se necesita para una posesión de balón productiva?

Autor: Aleksandr Osipov, publicada por Flickr bajo licencia CC BY-SA 2.0

A diferencia del baloncesto o el balonmano, en el fútbol no existe un reloj que marque el tiempo que queda para tener el balón en tu posesión. Y eso hace que los equipos puedan mantenerlo en su poder durante prácticamente todo el partido. También ocurre que, si bien los equipos tienen muchas veces el balón, la gran mayoría de ellas no producen una acción directa sobre la portería, contrariamente a otros deportes como los anteriormente mencionados.

Sin embargo, en el fútbol mantener la posesión de balón no es sinónimo de más triunfos y para clarificar esta explicación ninguna descripción mejor que la de José Mourinho el día que venció a Manchester City por 1 a 0 mientras el rival tuvo el balón el 80% del juego: «Ellos pueden llevarse la pelota a casa si quieren, yo me llevo los 3 puntos».

Con mantener el balón no es suficiente

El ejemplo del Tottenham de Mourinho venciendo al City de Guardiola no es ni de cerca el único ejemplo. Cuando decimos que la posesión de balón debe ser productiva es porque son muchos casos en los que ha ocurrido que los equipos con mayor posesión se han quedado con las manos vacías.

El último mundial de Rusia en 2018 dejó muy claro este punto, ya que las tres selecciones que acumularon el mayor porcentaje de posesión del balón terminaron mirando la Copa por televisión como máximo en octavos de final (España, 71,3%; Alemania, 67,3%; Argentina, 62,8%).

controlar el balón para ganar

Autor: Aleksandr Osipov, publicada por Flickr bajo licencia CC BY-SA 2.0

La conclusión es muy clara: de nada sirve tener el balón si no se sabe qué hacer con él. Pero también es cierto que como mantener la posesión de balón no es garantía de éxito, tampoco lo es despreciar su dominio.

Sencillamente, no hay ninguna fórmula mágica y más que la decisión de una forma de jugar, es llevar esa forma de jugar a un nivel de excelencia. Lo que puede convertir a un método determinado en un método ganador.

 

¿Qué se necesita para una posesión de balón productiva?

En términos generales para conseguir que un equipo que se caracterice por una posesión de balón productiva se debe contar con jugadores de buena habilidad técnica. Con un convencimiento pleno de que el dominio del balón con un sentido determinado será el que traiga los resultados. Jugadores con una importante visión de juego y con tendencia a desempeñarse en equipo y no de forma individualista.

Posesión de balón productiva

Autor: ФК ШАХТЕР, publicada por Football.ua bajo licencia CC BY-SA 3.0

Por parte del entrenador, es aún más importante que esté convencido de que para llegar a conseguir buenos resultados la posesión del balón debe ser su aliada. Además, debe lograr transmitir ese mensaje tanto a su cuerpo técnico como a sus dirigidos. Y los entrenamientos deberán estar orientados a diferentes ejercicios de técnica del fútbol y dominio.

Tanto la visión del entrenador como de sus ayudantes (o si fuera el caso de sus ojeadores) será fundamental para elegir los jugadores correctos para su proyecto. Es decir, que se adecuen perfectamente al juego de posesión que plantea.

Si se cuenta con jugadores que posean un buen manejo de balón, la probabilidad de que el rival robe la posesión disminuye. Y es por eso que el dominio es un punto clave a la hora de favorecer la posesión de balón productiva. Recibir el balón y controlarlo, dirigirlo y mantenerlo con una idea en común dentro de todo el equipo, aumenta el porcentaje de posesión del equipo. Y si cada uno de esos aspectos se hace con un fin determinado, el equipo habrá conseguido que la posesión de balón se convierta en productiva.

Fútbol sala, cuestión de geometría

Fútbol sala, cuestión de geometría

La geometría es una de las ramas de las matemáticas que forma parte de toda la historia humana, por lo que fue, es y será una compañía de los seres humanos relacionada con el desarrollo, el progreso y la superación. Tanto el aspecto científico y técnico, como en el humano propiamente dicho. Hoy relacionamos la geometría con el fútbol sala.

La importancia de la escuela holandesaUna de tantas aplicaciones que tiene la geometría en la vida actual, pero que a su vez no se encuentra tan divulgada, es en el deporte. Y de una manera u otra todos tienen relación con esta ciencia. Algunos ejemplos son los terrenos de juego, las porterías, las piscinas, etc.

Explorando más en profundidad, la geometría también se encuentra en las estrategias y en los sistemas de juego. Y deportes como el baloncesto, el tenis, el balonmano o el futbol aplican estos conocimientos para sus sistemas de ataque o defensa.

El fútbol sala es uno de los deportes más intensos y más divertidos para observar como espectador. Dentro de esas características del fútbol sala, además de la intensidad, se encuentra la táctica, que es tan particular en cuanto a la organización de esquemas y movimientos.

Algunos conceptos de la geometría son especialmente utilizados por este deporte, por un lado, como una manera didáctica de aprender a pensar su práctica con seriedad. Pero, por otro, también para alcanzar una mejor comprensión de la lógica del juego. Lo que promoverá un mejor desempeño individual y colectivo.

La importancia de la escuela holandesa

El término triangulación, al hablar de deportes de equipo, no es nada nuevo y es un concepto que nació en la década de los 60. A pesar de que esta idea no estaba definida formalmente, había principios funcionales que daban cuenta de su existencia.geometría en fútbol sala

Sin embargo, el objetivo último de este tipo de organización táctica no era el que hoy conocemos de superioridad numérica. Sino el de la capacidad interpretativa del poseedor del balón y del posicionamiento de sus compañeros.

Quienes desarrollaron esta idea en base a distintos métodos de juego para encontrar la mejor funcionalidad de los triángulos fueron los holandeses. Grandes exponentes en estos aspectos con la Naranja Mecánica como uno de sus mayores logros en cuanto al juego de posición.

Su principal concepto en relación a la geometría pasaba por la idea de que cuando un jugador cambia de posición es remplazado por otro funcionalmente. Lo cual obliga a mantener una estructura definida en relación a la funcionalidad de juego.

Según este modelo, tan promovido a través de los años, la base eran los triángulos posicionales que garantizaban la posesión del balón como un medio para lograr combinaciones con una constante movilidad (y velocidad), mantener la circulación del juego y conseguir avanzar hacia el objetivo último, marcar en la portería contraria.

En el fútbol sala, los triángulos son las formas más utilizadas a nivel táctico y aparecen en casi todos los sistemas de juego. Puntualmente, consisten en tres bordes y tres vértices, lo que resulta fácil de explicar a jugadores en edades tempranas.

Además, los triángulos en el fútbol sala ayudan a que los jugadores puedan posicionarse usando una idea común de juego. Lo que mejorará el juego de pases cortos mientras que, a su vez, favorecerá a que el juego sea más rápido.

Triángulos en ataque

Si dividimos el terreno de juego en rectángulos, cada jugador puede ubicarse en una zona diferente. Esto formará triángulos y opciones para realizar pases en sentido diagonal y, de hecho, así es como trabajan la mayoría de los equipos para avanzar desde su campo al campo rival y atacar las diferentes zonas de la defensa. Esto suena sencillo, pero se necesita muchísima velocidad de pensamientos y una gran visión y orientación.

Los triángulos tienen 3 roles fundamentales, un jugador que sea el poseedor del balón, el compañero de equipo más cercano y con quien se puede jugar el balón. Y por último está el jugador que equilibra en el triángulo, también llamado jugador de destino, que es quien se intenta ubicar para tener la pelota y progresar.

Triángulos en ataque en fútbol sala

Triángulos en defensa

El fútbol sala, como todos los deportes, no solo se trata de atacar, sino también de defender. Los mismos tres jugadores con roles para el ataque son ubicados para defender en un triángulo. Un jugador será el que presiona al rival que tiene el balón, otro jugador tiene la labor de cobertura y, por último, un jugador de equilibrio que se encarga de cerrar los carriles de pases verticales.

Fútbol sala, cuestión de geometría

La intensidad en el fútbol

La intensidad en el fútbol

El fútbol moderno destaca por una característica fundamental, la intensidad. Si bien siempre ha existido, con el pasar de los años este se ha convertido en uno de los rasgos más distintivos de fútbol de elite. Y, en particular, cada liga lo ha tomado como algo muy propio junto con las transiciones y tácticas tan específicas de cada país. En este artículo hablaremos sobre la intensidad en el fútbol.

Cómo trabajar la intensidad en el fútbolEn la actualidad, la preparación física alcanza niveles que eran impensados hace tan solo algunos años. Ante esta situación los equipos de fútbol hacen que sus jugadores enfoquen sus entrenamientos y sus partidos con la mayor intensidad posible. El objetivo es una preparación acorde a las exigencias que impondrá la competición. Y siempre con la finalidad de estar preparados ante cualquier situación difícil e inesperada que pueda ocurrir en el partido.

Sin embargo, el periodista Alberto Egea difiere de esa idea de lo ‘inesperado’ y considera que la intensidad es «responder de la mejor manera en el menor tiempo posible a un problema del juego que se ha previsto y entrenado antes”. Pero a su vez, esa intensidad no existe sin un nivel máximo de concentración en todos los jugadores del equipo. Por lo que esta se vuelve otro aspecto clave.

En líneas generales, la intensidad en el fútbol puede definirse como la realización de una acción determinada durante un periodo de tiempo determinado y de forma correcta, con una fuerza determinada, una concentración y una actitud correcta.

Cómo trabajar la intensidad en el fútbol

Como dijimos, no se trata solo de una preparación física, sino que la mentalidad también es uno de los pilares para conseguir equipos intensos. Para lograrlo, existen algunos trabajos generales que se pueden realizar y que alternan entre trabajos físicos y de concentración.

  • Carreras con tensión: Estas son las clásicas carreras de distancias cortas, pero con cargas de trabajo y con estímulos para activar y desactivar el esfuerzo.entrenamientos para mejorar
  • Gestión del tiempo: Aquí se trata de evitar las pausas entre ejercicios en los entrenamientos ya que son negativas cuando queremos desarrollar la intensidad. Cada ejercicio debe ser preparado previamente con una correcta disposición de todos los equipos que se van a utilizar. De esta forma se evitarán pérdidas de tiempo innecesarias.
  • La concentración: Es muy necesario entender que la mentalidad adecuada es parte importante para conseguir la intensidad en el fútbol. Trabajar acciones donde se exija siempre el máximo estado de alerta para poder anticiparse a las jugadas y realizar una adecuada lectura del juego.
  • Grupos reducidos: El fútbol reducido muestra una intensidad adecuada, pero también exige un protagonismo pleno a los jugadores, lo que aumenta el grado de responsabilidad.
  • Explicar cada ejercicio: Cada uno de los ejercicios que propone un entrenador tiene objetivos concretos, pero para que el jugador se ofrezca al máximo hay que explicarlos de manera clara. De esta forma, se observará un mayor compromiso, pero también el futbolista sentirá que lo toman en cuenta y forma parte del trabajo.

Equipos cómo sinónimo de intensidad

Equipos cómo sinónimo de intensidadHoy en día, existen muchísimos equipos que poseen esta intensidad. Y se preparan acorde a las exigencias que propone tanto el entrenador como la liga en la que compiten.

Por ejemplo, la Premier League destaca por esa intensidad en el fútbol que le vuelve una liga muy atractiva para todos los espectadores. Cuando hablamos de los equipos de elite que destacan en Inglaterra es imposible no pensar en el Liverpool de Klopp por sus transiciones demoledoras o en el Manchester City de Pep Guardiola que, aunque siempre dueño de la posesión del balón, se caracteriza por el constante movimiento sincrónico de sus jugadores. Kevin De Bruyne es quien maneja los tiempos del equipo del catalán, mientas que el mediocampo de Klopp cuenta con futbolistas muy físicos como Jordan Henderson y Fabinho.

Si nos mudamos a otras ligas, también podemos ver que los equipos que destacan son siempre los que, entre otras características, muestran a la intensidad como una de ellas. Y, los que terminan su paso por competiciones como la Champions League, son los que, a pesar de contar con muchísimos recursos y aspectos positivos, no tuvieron la intensidad que requería ese partido en particular y su rival, seguramente, se mostró más intenso.

La intensidad en el fútbol

El Bayern Múnich, el Atlético de Madrid o la Juventus consiguen destacar sobre sus rivales por muchas cosas, pero sobre todo porque han entendido que la intensidad en el fútbol es un arma que se ha vuelto necesaria para conseguir buenos resultados.

Potenciar el pensamiento táctico en los jugadores

Potenciar el pensamiento táctico en los jugadores

Junto con el físico y la técnica, el pensamiento táctico es una de esas virtudes que puede hacer a un futbolista sobresalir por encima del resto. Un jugador que completa más kilómetros que nadie dentro del terreno de juego tendrá la confianza del entrenador para cumplir con labores específicas dentro de su función en el campo. Por otro lado, quien resulta dotado a nivel técnico también podrá sobresalir para intentar lograr la titularidad dentro del equipo. Por último, el jugador con un pensamiento táctico desarrollado, además de comprender el juego desde otro lugar, resulta fundamental para el entrenador y muchas veces es utilizado por el mismo para ser su extensión dentro del campo.

Hacer sentir al futbolista como protagonista

Autor: ФК ШАХТЕР, publicada por football.ua bajo licencia CC BY-SA 3.0

En el libro Heavy Metal, sobre la carrera de Jürgen Klopp, Leandro Burgos explica como el actual entrenador del Liverpool pudo readaptar su carrera como jugador en el Mainz. Klopp comenzó siendo delantero centro, después fue centrocampista y, finalmente, terminó su carrera como lateral derecho. Lo importante no era la posición en el campo, sino que no saliera del mismo. Ya que, para su entrenador, su presencia era fundamental en el equipo por su pensamiento táctico y su entendimiento del juego.

Como Klopp, muchísimos otros jugadores a lo largo de la historia se han mostrado con la inteligencia necesaria para hacer constantemente lo que pide el partido y los casos de Sergio Busquets, Luka Modrić, Jordan Henderson o Kevin De Bruyne son solo algunos de los ejemplos más representativos en el fútbol actual.

Pensamiento táctico en el fútbol base

Uno de los puntos más importantes en el fútbol de máximo nivel es la mejora de la capacidad para tomar decisiones acertadas en situaciones de máxima tensión. La capacidad física y la técnica se potencian, o bien se ven apaciguadas, por esas decisiones correctas o incorrectas. Y son esas situaciones complejas las que distinguen a un jugador regular de uno sobresaliente.

¿Cómo potenciar el pensamiento táctico?

Autor: Brad Tutterow, publicada por Flickr bajo licencia CC BY 2.0

De hecho, el pensamiento táctico se entiende como el pensamiento operativo que favorece la toma de decisiones correctas en situaciones complejas y esta habilidad es conveniente estimularla desde los inicios de la práctica deportiva en edades tempranas. Si se logra una buena comprensión de los principios de juego y de movimiento individual, y después logra trasladarse dentro de la competición se habrá dado un enorme paso para la carrera deportiva de quien puede ser un futuro profesional.

Por eso, en las etapas de iniciación deportiva, lo más recomendable es trabajar en primer lugar la comprensión del juego. Después, enseñar a tomar una decisión correcta mediante las herramientas o gestos técnicos necesarios para solucionar dicho problema. Esto se logra a través de ejercicios que exijan que los deportistas tomen decisiones sin la participación de sus entrenadores.

¿Cómo potenciar el pensamiento táctico?

Si bien es cierto que muchas de estas capacidades vienen innatas en los jugadores y surgen de manera casi natural, también es verdad que, tanto si este es el caso como si hay que incentivarlo desde cero, el entrenador dispone de diferentes herramientas para potenciar el pensamiento táctico en los jugadores.

Análisis de partidos

El primero es el caso más común y observado en el nivel profesional. Ver diferentes videos tanto para analizar al rival como para ver errores del propio equipo se ha vuelto prácticamente una rutina en la elite. Mediante estos análisis, el entrenador puede explicar cuestiones muy puntuales de carácter táctico para intentar incentivar ese pensamiento en sus pupilos.

Pensamiento táctico en el fútbol base

Autor: Werner100359, publicada por Wikimedia Commons bajo licencia CC BY-SA 4.0

Una cuestión importante es que el entrenador deberá identificar los distintos perfiles. Ya que mientras hay algunos jugadores que se quedarían hablando de táctica y estrategia durante horas, otros solo prestarán 10 minutos de atención. Por lo que dividir al equipo en diferentes grupos para adaptar las sesiones resulta el escenario ideal.

Entrenamientos tácticos

Entrenar aspectos tácticos del juego también es un clásico dentro del fútbol de elite. Y, siempre que el apretado calendario lo permita, los entrenadores ponen mucho énfasis (sobre todo) en corregir errores propios. Marcelo Bielsa es uno de esos obsesivos de la táctica y habitualmente pueden verse videos de los campos de entrenamiento llenos de conos, cuerdas y vallas. Aplicando estas diferentes fórmulas y volviéndolas un trabajo habitual en las sesiones, también es posible potenciar el pensamiento táctico.

Potenciar el pensamiento táctico en los jugadores

Autor: Олег Дубина publicada por football.ua bajo licencia CC BY-SA 3.0

Hacer sentir al futbolista como protagonista

A través de los entrenamientos y el análisis de videos, se estará acostumbrando al jugador a estar en contacto con el pensamiento táctico. Pero a través de hacerlo sentir parte importante del propio “Sistema Táctico” será cuando se esté motivando su participación directa. Con la participación activa en el juego del equipo se estará alentando una de las cosas más importantes para un deportista: la mentalidad ganadora.

Preparación física en el futsal

Preparación física en el futsal

Según la categoría y la edad de los jugadores de futsal, la programación de la preparación física, los objetivos y todos los contenidos del programa de entrenamiento deben ser acordes a esa capacidad física. En este artículo hablamos sobre la preparación física en el futsal.

Ejercicios de potencia y resistenciaPor ejemplo, la categoría “cadetes” comprende edades entre 14 y 15 años, y los entrenamientos están enfocados en la evolución biológica de jugadores jóvenes teniendo en cuenta la duración e intensidad de la carga, el calendario competitivo y el periodo en que se encuentra la preparación general, entre otras cosas.

Los deportes tienen una gran importancia en nuestra vida tanto desde el aspecto físico y saludable, como del lado mental y social. Pero tan importante como practicar deporte de manera habitual es que la persona esté preparada para realizarlo. Y la preparación física en el futsal no es una excepción.

El punto de partida habitual para hacer una evaluación de todo el periodo preparatorio de la temporada es, justamente, el momento previo a su comienzo: la pretemporada. Aquí sobra el tiempo para realizar una buena programación de lo que será la preparación física de forma sistemática y, de esta forma, pensar en cómo darle continuidad a la misma en los siguientes periodos de la competición respetando siempre unos principios claros para llevar a cabo los entrenamientos.

Para esto, lo primero es realizar un profundo análisis y contestar algunas preguntas como cuál será la duración (tanto de la pretemporada como de la temporada en sí), los objetivos que se plantea el equipo a nivel físico, que contenidos o ejercicios se adaptarán mejor a estos objetivos y cuáles son los contenidos a aplicar mediante ejercicios.

Estructura para la preparación física en el futsal

Calentamiento y estiramientoSi bien esto variará, como dijimos, según la categoría del equipo a entrenar, las estructuras de entrenamiento suelen estar asociadas a la posibilidad de entrenar entre 3 y 4 veces por semana en sesiones de 70/80 minutos semanales.

A partir de definir este perfil de entrenamiento, el entrenador (en concordancia con el preparador físico) presentará los objetivos a llevar a cabo para conseguir motivar a sus jugadores. Y, en lo posible, explicarles el porqué de cada decisión a la hora de realizar su entrenamiento. Hacer sentir al equipo como parte importante del trabajo explicando cada decisión será muy importante porque tanto titulares como suplentes entenderán los motivos de su esfuerzo.

Dentro de todos los ejercicios que se han determinado realizar se encontrarán ejercicios didácticos. Además aparecerán los medios y sistemas de entrenamiento que se aplicarán. Así como también los recursos de los que se dispone para llevar a cabo ese trabajo. Y, por último, la distribución de los mismos para la duración elegida. Por ejemplo, en caso de tratarse de una pretemporada estaremos hablando aproximadamente de 4 semanas.

Algunos consejos para los entrenamientos de preparación física en futsal

Dentro de las sesiones de trabajo para la preparación física en el futsal hay algunos consejos importantes que no deberías dejar de tener en cuenta te encuentres en la categoría que te encuentres.

Preparación física en el futsal

Hidratación

Hidratarse es siempre importante, sobre todo si te sometes a trabajos físicos muy exigentes como los de una pretemporada dentro de la preparación física en el futsal. Si además existen altas temperaturas puedes presentar varios problemas en caso de no beber suficiente agua. Una buena hidratación te ayudará, incluso, a evitar las lesiones y mantendrá tu cuerpo preparado para el ejercicio.

Calentamiento y estiramiento

Tan importante como realizar una buena entrada en calor para evitar lesiones es hacer una buena sesión de estiramientos. Gracias a esto tu cuerpo va a estar preparado para realizar cualquier actividad física de mejor manera. Las lesiones musculares son el problema más habitual cuando no preparas de buena manera tus entrenamientos. Puedes correr en el mismo sitio, realizar sentadillas o algunos abdominales, la clave es relajar los músculos de la forma correcta.

Estructura para la preparación física en el futsal

Ejercicios de potencia y resistencia

Para conseguir una óptima preparación física en el futsal y mejorar tu resistencia a la hora de jugar, es importante que realices ejercicios de potencia. Estos no solo te ayudarán a mejorar tu tiempo de resistencia en el campo, sino que incluso te guiarán para poder ser más rápido. Correr es una forma de preparación muy sencilla que te ayudará a tener una mayor potencia y resistencia.