SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueChinese (Simplified)
ACCESO CAMPUS
SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueChinese (Simplified)
Consejos para mantener la forma física de los jugadores de fútbol en verano

Consejos para mantener la forma física de los jugadores de fútbol en verano

Uno de los principales enemigos del futbolista, ya sea que hablemos del nivel profesional o amateur, es el temible verano y todas sus tentaciones. Durante las vacaciones y con todo lo que eso significa, suelen aparecer algunos sesgos que nublan la visión del deportista y lo hacen El periodo de vacaciones y la forma física de los jugadores descarrilar en el camino de la preparación física. Hoy os damos consejos para mantener la forma física de los jugadores de fútbol en verano.

Dos de los aspectos más peligrosos que desestabilizan la forma física de los jugadores de fútbol en verano son la mala alimentación y el exceso de relajación para dejar completamente de lado la actividad física. Algunos pueden llegar a pensar que no hay ningún problema al no entrenar durante un par de días ya que, al fin y al cabo, es el verano y hay que disfrutarlo.

Por otro lado, también es innecesario dejar absolutamente todos los privilegios de las vacaciones de verano de lado. Pero es preciso estar atentos para no permitir que una comida de más, o un día sin entrenar, se vuelvan un hábito normal durante el descanso.

La importancia del periodo de descanso

Las vacaciones son absolutamente necesarias, tanto para los futbolistas como para el entrenador. Y a modo de resumen podemos decir que estas influyen positivamente en tres aspectos fundamentales.

La importancia del periodo de descanso en los futbolistasEn primer lugar, y el más evidente, es el descanso físico y mental que se produce durante estas semanas. Las temporadas suelen ser extensas y demandantes en ambos sentidos, y desconectar para iniciar la nueva temporada con las energías al máximo no hará más que influir positivamente en los deportistas.

Por otro lado, este periodo es fundamental teniendo en cuenta el siguiente paso en el calendario, y que viene antes que la competición en sí: la pretemporada. Pero para esto, es necesario que la forma física de los jugadores de futbol en verano no cambie demasiado de aquella con la que finalizaron la temporada anterior. Es por eso que controlarse con las bebidas y las comidas, pasa a ser un aspecto determinante.

Finalmente, trabajar de manera correcta el receso de verano traerá beneficios a nivel muscular. Ya que las cargas durante la pretemporada serán incluso mayores que las que se acostumbran en los entrenamientos durante el año. Y nadie quiere perderse esa preparación definitiva previa a la competencia por alguna lesión.

Algunos consejos sobre la mantener la forma física de los jugadores de fútbol en verano

Es entendible que seguir realizando actividad física de manera rutinaria durante el verano puede resultar tedioso. Pero los aspectos negativos que pueden aparecer por esa pérdida del hábito de entrenar pueden ser bastante peores.

Ser disciplinados

Los seres humanos se caracterizan por tener una adaptación constante a los estímulos que provoca la propia actividad física. Y una vez que se adquiere esa carga positiva en nuestro cuerpo después de entrenar, se vuelve prácticamente algo adictivo. El problema es que como es fácil incorporar esa carga positiva, también es muy fácil que el cuerpo deje de requerir ese entrenamiento después de un tiempo en el que no se realiza ningún tipo de actividad. Es decir, que como esa adaptabilidad humana puede funcionar a nuestro favor, también suele hacerlo en nuestra contra, y la capacidad de ser disciplinados se vuelve una necesidad.

Consejos para mantener la forma física de los jugadores de fútbol en verano

Actividades alternativas

Una buena idea, ya sea que pases las vacaciones con tu pareja, con tu familia o con amigos, es intentar realizar actividades que exijan una determinada intensidad, como puede ser el senderismo o deportes acuáticos. De esta manera estarás cumpliendo con tu cuota de actividad física para mantener la forma y además no dejarás de pulir el hábito de ejercitarte.

Tener una buena alimentación planificada

mantener la forma física de los jugadores de fútbol en veranoPor otro lado, tu buena alimentación no puede depender del periodo del año en el que te encuentres y, si has logrado mantenerte a raya durante todo el año calendario en el que hubo competencia, no puedes tirar todo eso por la borda tras unas semanas de descontrol. Beber unas copas o disfrutar una buena comida de vez en cuando no está nada mal. Y llegado el caso hasta puede ayudarte para no bloquear ese sentimiento por mucho tiempo. Como una olla a presión, hasta que todo explote y decidas inclinarte por el camino de las harinas y el alcohol.

Por eso, una buena idea puede ser que, para lograr mantener la forma física de los jugadores de fútbol durante el verano, el entrenador sea quien directamente entregue una planificación con los correspondientes días en los que sus pupilos pueden romper su dieta y disfrutar de lo que más les guste. Pero en caso de que tu entrenador no lo haga, puedes tú mismo realizar esa planificación. Para de ese modo aprovechar al máximo tus libertades, pero con un sentido en el largo plazo.

Conclusiones sobre la forma física de los jugadores de fútbol en verano

El periodo de vacaciones y la forma física de los jugadores de fútbol en verano son dos cuestiones que deberían funcionar de manera armónica. Sin embargo, es entendible que ante tantas tentaciones sean muchos los que no puedan resistirse.

Tanto si eres un futbolista profesional, como si te encuentras en el amateurismo, lo recomendable es que no solo sueltes tus palabras al aire como un susurro que dice “durante este verano cuidaré mi forma física”. Sino que logres planificar verdaderamente que harás para que eso ocurra. Lo primero es una declaración sin ningún fundamento y para nada medible. Lo que tú necesitas es un plan (en lo posible por escrito) para llevar a cabo e iniciar con la máxima energía la pretemporada.

Diseñar una sesión de entrenamiento: Factores clave

Diseñar una sesión de entrenamiento: Factores clave

A la hora de diseñar una buena planificación deportiva se deberán tener en cuenta muchos factores ya que, mientras mejor sea la planificación, mejores serán los resultados para obtener los máximos rendimientos posibles en los futbolistas. En este artículo veremos cómo diseñar una ¿Cuáles son los factores claves a la hora de diseñar una sesión de entrenamiento? sesión de entrenamiento.

Dentro de la planificación que debemos llevar a cabo, la alimentación, el descanso y diseñar una sesión de entrenamiento son solo algunos componentes que la constituyen. Sobre este último concepto es del que hablaremos para optimizar al máximo los beneficios mediante el tratamiento de algunos factores clave.

El proceso que involucra al hecho de diseñar una sesión de entrenamiento dentro del fútbol debe estar bien organizado y planificado, porque esta es la forma en que el proceso se ejecutará para estar más cerca de cumplir los objetivos propuestos.

¿Cuáles son los factores claves a la hora de diseñar una sesión de entrenamiento?

Objetivos claros y alcanzables

Antes de diseñar una sesión de entrenamiento, lo primero que se debe definir son los objetivos que se desean alcanzar. Pero a su vez, esos objetivos deben tener dos características particulares, y es que deben ser alcanzables y específicos. Por ejemplo, no sirve decir que se pretende que los delanteros logren correr más rápido al finalizar el semestre y, por el contrario, si sería inteligente decir: “Quiero que todos mis delanteros logren completar los 100 metros en menos de 12 segundos para finales de mayo”. Esta segunda variante nos pone un objetivo absolutamente medible y en un momento determinado del tiempo, por lo que los entrenamientos a nivel físico estarán enfocados en esta área y con ese fin último.

Organización

Sesión entrenamiento porteroEl segundo aspecto fundamental es ser un entrenador organizado. Sin un orden y una serie de tareas específicas a realizar en forma continuada, será muy difícil que la sesión de entrenamiento consiga exponer el máximo rendimiento en los jugadores. La improvisación debería ser considerada como el primer enemigo en el diccionario de un entrenador que decida diseñar una sesión de entrenamiento. La primera pregunta que debe surgir es: ¿qué queremos conseguir?, la segunda: ¿qué ejercicio me permitiría conseguir ese resultado? y la tercera: ¿qué posibilidad hay de enlazar este ejercicio con algún otro para lograr que el desarrollo sea progresivo?

Todos los ejercicios que compongan la sesión de entrenamiento deben estar enfocados en lograr cambios para un medio y largo plazo, y por eso es casi una obligación estar bien organizados.

Fase de realización

Ahora que ya sabemos cuál es el objetivo y cómo lo llevaremos a cabo, solo queda poner manos a la obra. Si te tomaste tu tiempo para organizar la serie de ejercicios que se realizarán durante las sesiones, seguramente habrás definido días (y hasta horarios) para que tus jugadores lleven a cabo las tareas. Es cierto que durante el camino pueden ocurrir imprevistos, y un día de lluvias torrenciales podrían arruinar tu sesión de entrenamiento de pases en el campo, pero aquí es cuando se ve la creatividad de cada entrenador de cara a los contratiempos.

Objetivos claros y alcanzables

Fase de control

Las evaluaciones, tras de diseñar la sesión de entrenamiento, deberán realizarse antes, durante y después de los mismos. De esta manera estaremos asegurándonos de que nos encontramos en la progresión adecuada. Y cuanto más cerca estemos de las tareas, mayor margen de corrección nos proporcionará.

Si es necesario se corregirán la ejecución y los movimientos no solo a nivel individual. Y si por ejemplo estamos desarrollando una sesión de entrenamiento a nivel táctico, puede ocurrir que el error sea a nivel grupal. Es por eso por lo que observar todo muy de cerca resulta una actividad absolutamente necesaria.

Conclusiones

Diseñar una sesión de entrenamiento: Factores claveHasta aquí hemos visto todas las ventajas que se obtienen a partir de una buena planificación y de diseñar una sesión de entrenamiento. Hemos observado que controlar de cerca que todo lo planificado sea llevando a cabo de manera correcta garantiza que, al menos, se esté cumpliendo con el plan original. Puede ocurrir también que, al finalizar con todas las tareas, los resultados no sean los esperados. Y esto puede deberse a decenas de cuestiones que involucran al azar, lesiones, etc. Pero bajo ningún punto de vista debemos permitir que sea por alguna carencia en los puntos anteriores.

Definiendo los objetivos, organizando los entrenamientos y controlando minuciosamente su desarrollo, las posibilidades de que las cosas salgan bien se incrementarán. Pero, además, no solo debemos tener en cuenta los puntos positivos que esto nos ofrecerá. Sino que no se deben dejar de lado todos los aspectos negativos que se evitarán. Donde las lesiones por sobrecargas, la falta de trabajo a nivel táctico o la falta de motivación pueden ser solo algunos de los principales ejemplos.

Analizar un partido de fútbol para saber que entrenar

Analizar un partido de fútbol para saber que entrenar

A medida que el fútbol se fue desarrollando a través de los años, se ha llegado en convertir hoy en día en poco menos que una ciencia. O al menos eso es lo que quieren hacer creer muchos. Con líneas trazadas en ordenadores donde se replican terrenos de juego y miles de datos que supuestamente se deben tener en cuenta para determinar si un jugador debe formar parte del equipo, lo cierto es que muchas veces se Analizar un partido de fútbol produce un exceso de información innecesario. Hoy hablamos sobre analizar un partido de fútbol para saber que entrenar.

Sin embargo, y pese a ese exceso, también es verdad que hay ciertas ideas que se fueron incorporando con el correr del tiempo para finalmente afirmarse casi como una necesidad antes de enfrentar a un rival. Analizar un partido de fútbol es una de esas ideas que no tiene prácticamente detractores y sirve fundamentalmente para dos cuestiones básicas.

Por un lado, el análisis del rival funciona para reconocer los puntos fuertes y débiles con los que cuenta el oponente para de esa manera trazar un plan mediante el cual se le pueda vencer. Pero por otro, y no menos importante, analizar un partido de fútbol de nuestro propio equipo nos permitirá saber qué aspectos entrenar para hacernos aún más fuertes. Este segundo concepto es el que desarrollaremos a continuación.

Un nuevo fútbol

Un nuevo fútbolQuienes observen habitualmente al fútbol de elite podrán ver que nos encontramos en un momento en el que el fútbol jamás fue tan exigente. Esto se traduce prácticamente como una obligación para poner más énfasis en los entrenamientos. Lugar donde se prepara a los jugadores de cara a esos partidos en los que se demanda un altísimo rendimiento. El famoso mantra de que “se juega como se entrena” nos invita a pensar que al acondicionamiento físico debería sumársele la práctica de ejercicios relacionados con la función táctica que cumple cada jugador dentro del campo o con conceptos grupales que se quieran afianzar.

Analizar un partido de fútbol para saber que entrenar

A la hora de analizar un partido de fútbol lo primero que tenemos que tener en claro es que fue lo que le pedimos a cada jugador con respecto a lo que después ocurrió en el campo. Para esto, tener un sistema de juego definido será fundamental, porque de nada servirá observar laterales que no pasan al ataque como un aspecto negativo si en realidad fue la primera intención con la que el equipo salió al campo. En cambio, si a un jugador en específico le hemos pedido que desarrolle una tarea a nivel táctico y desde el costado del campo nos pareció que no la llevó a cabo de la manera correcta, observar su partido desde un lugar objetivo con la mente fría puede darnos una sorpresa.

El careo con los jugadores

Analizar partidos para mejorar

Una vez que hemos realizado nuestro propio análisis del juego, una idea muy interesante es la de citar al jugador (o los jugadores) para remarcarles alguna jugada puntual o algún aspecto del partido. Este recurso no solo debe ser llevado a cabo cuando el futbolista comete un error. Sino que por el contrario, si realizó un gran trabajo para el equipo y el mismo estuvo alineado con lo que le encomendó el entrenador previo al juego, es importante mostrárselo para utilizar eso como una motivación y que de esa forma sostenga su rendimiento.

Alejarse del ruido

Otra idea muy interesante a partir de la cual debemos considerar como necesario analizar un partido de fútbol para saber que entrenar es que muchas veces la emoción y la vorágine del partido nos nubla el pensamiento. Y donde pensábamos que había un problema, después observamos que no era tan así. O donde creíamos haber observado un acierto, no nos percatamos que el equipo había cometido un grave error. Por ejemplo, si un lateral sube al ataque de manera brillante y lanza un centro perfecto para que el goleador convierta el 1 a 0, en la adrenalina del partido pudimos no haber observado el detalle de que el rival tenía 3 jugadores ubicados para el contraataque en caso de despejar el centro y nuestro mediocentro no se había percatado de cubrir la espalda al lateral, como habíamos ensayado durante la semana.

Conclusiones

Analizar un partido de fútbol para saber que entrenar

Sin lugar a dudas, los datos, las estadísticas y las líneas en las pizarras deben tener su importancia. Pero creo que no se acercan al recurso fundamental que significa analizar un partido de fútbol. Como dijimos al comienzo, ya sea para analizar a un rival o para observar a nuestro propio equipo, esta variante que adquiere cada vez más protagonismo a través del tiempo perdurará por siempre como recurso.

Como última mención, para este tipo de observaciones y análisis suele utilizarse una cámara específicamente ubicada (en general detrás de una de las porterías), lo que permitirá tener el panorama completo de cómo se desarrolla el juego y, sobre todo, de cómo se mueven las piezas de nuestro ajedrez.

Defensas funcionales en el fútbol actual

Defensas funcionales en el fútbol actual

Una de las principales virtudes en un deportista dentro de un equipo es su capacidad para adaptarse a las diferentes situaciones que pide el juego. Un jugador funcional al equipo es aquel que logra adaptar sus características de manera indiferente a cual sea el puesto que haya que cubrir y encuentra aún más valor porque cuando se requieren estos comportamientos suele ser en situaciones inesperadas o imprevistas. Hoy hablamos de los defensas funcionales en el fútbol actual.

Defensas funcionales en el fútbol actual: La importancia de los laterales

Sin embargo, no hablaremos específicamente de aquellos jugadores que por esos imprevistos deben adaptarse a situaciones puntuales. Sino más bien que esa libertad para moverse por el campo de juego sea una característica propia que reclama el entrenador previo a los partidos. Puntualmente, los defensas funcionales en el fútbol actual cumplen con un rol fundamental en lo que tiene que ver con la manera de atacar que tienen los equipos. Y en un fútbol tan físico, dinámico y con pocos espacios, es fundamental contar con laterales y centrales de calidad que logren sorprender al adversario.

El sueño del entrenador

Evidentemente, mientras mayores sean los recursos con los que cuenta un entrenador más opciones tendrá a la hora de tomar decisiones importantes. En los equipos de elite como pueden ser el Manchester City, Real Madrid, Barcelona, Ajax, PSG, Liverpool o Manchester United, tener defensas funcionales en el fútbol actual resulta casi una necesidad. Ya que al tener un poderío ofensivo tan importante los rivales suelen estar mucho más precavidos y cerrando líneas de pases de manera constante.

La necesidad principal pasa en estos casos por 3 factores principales: Formar deportistas inteligentes, contar con laterales de buena proyección ofensiva e incorporar defensores centrales de jerarquía.

Defensas funcionales en el fútbol actual: Deportistas inteligentes

Defensas funcionales en el fútbol actual: Deportistas inteligentes

La inteligencia será uno de los puntos que determine la diferencia entre un buen equipo y un equipo de elite a nivel mundial. Si una persona inteligente es aquella que desarrolla ciertas aptitudes para aprender de sus experiencias y para resolver problemas de manera positiva, en el fútbol el correcto desarrollo de esa inteligencia se basa en lograr que el futbolista tome mejores decisiones. Lo más importante con respecto a esto es que esas decisiones deben tomarse en apenas unos segundos y el nivel de improvisación debe ser altísimo. Y estos dos factores son los que hacen que sea tan difícil contar con esta característica en los defensas funcionales en el fútbol actual.

Defensas funcionales en el fútbol actual: La importancia de los laterales

Si hablamos de polifuncionalidad, quiénes mejor que los laterales para aplicar este concepto. El rol protagonista que adquieren en los equipos más importantes del mundo ha llevado a decir a Diego Simeone que “los laterales te dan vida”. Y es que son tantas las variantes tácticas que se pueden aprovechar dependiendo de su capacidad, que en los últimos años se han convertido en una de las variantes ofensivas más importantes en todos los equipos del mundo. Anteriormente quizá se limitaba a definir si un lateral era bueno o malo en base a dos cuestiones básicas: como defendía y como lanzaba los centros.

Ejemplos:

Hoy en día, si vemos a jugadores como Alexander-Arnold, Carvajal, Jordi Alba o tantos otros, nos damos cuenta que su implicación en el sistema de juego de sus equipos es total. Si bien es cierto que deben defender bien y lanzar centros de manera correcta, la exigencia es muchísimo más alta y estos son solo dos aspectos de su juego.

Defensas funcionales en el fútbol actual: Marcadores centrales de jerarquía

Cuando Dani Alves se volvió en el ideal del lateral derecho en base a lo que hizo en el Barcelona. O cuando Marcelo rompió con todo lo antes visto en el lateral izquierdo del Real Madrid, quedó claro que esa era la excelencia en cuanto a polifuncionalidad. La capacidad de ambos para jugar tanto por fuera como por dentro del mediocampo les generó muchísimas variantes a sus compañeros para ocupar espacios en diferentes zonas y de esa manera crear nuevas sociedades dentro del campo. Por ejemplo, cuando Dani Alves se movía hacia el centro, le posibilitaba a Messi la opción de tirarse a la banda y este tipo de movimiento hoy en día se ven más a menudo. Pero es seguro que aquello marcó una época en la proyección de los laterales y su implicación en el juego.

Defensas funcionales en el fútbol actual: Marcadores centrales de jerarquía

Defensas funcionales en el fútbol actualPor último, esta idea de los defensas funcionales en el fútbol actual se ve especialmente en los defensas centrales. No por nada en una gran cantidad de equipos el defensa central es el capitán. Y es que la experiencia en esa zona del campo permite observar todo el funcionamiento del equipo desde atrás para dar las órdenes correctas en los momentos indicados.

Pero a la hora de hablar de defensas funcionales en el fútbol actual, ya no vale con poner cara de malo y pegar unas cuantas voces para hacerse respetar. El buen pie se ha vuelto un requisito necesario para poder romper líneas cuando el equipo no encuentra las maneras para romper. Justamente, esas líneas defensivas que propone el rival. El buen cabezazo, la visión de juego, la inteligencia, el carácter y hasta la posibilidad de ocupar sectores como el lateral o el centro del campo, también forman parte del cóctel del defensa funcional.

La técnica en el fútbol

La técnica en el fútbol

Desde las edades menores y en el fútbol infantil se intenta trabajar con la técnica en el fútbol. El principal motivo es que puliendo e incorporando este tipo de habilidades, el futbolista logra desarrollarse desde una edad muy temprana en aspectos absolutamente fundamentales que le servirán durante toda su carrera.

 

La técnica individual en el fútbol

La técnica individual, que es la que trataremos específicamente en este artículo. Tiene que ver con las acciones que desarrolla un jugador dentro del campo de juego pero que tiene la particularidad de ser en beneficio propio. Es cierto, si se aplica en pos de mejorar una situación de ataque, indirectamente estará beneficiando a todo el equipo en general. Pero su aplicación, en principio, se desarrolla individualmente. Claros ejemplos de esta técnica individual son los controles orientados, los regates o las conducciones.

 

La técnica en el fútbol: La conducción

Es la acción técnica que realiza el jugador al controlar y manejar el balón por el suelo del terreno de juego. De esta forma lo traslada de una zona a otra del campo utilizando diferentes partes del pie, mediante toques sucesivos y manteniendo el control sobre el balón.

Durante el aprendizaje de la técnica en el fútbol, y aún más en este caso, se debe comenzar desde lo más sencillo y, a medida que los jugadores se vayan familiarizando con el balón, se podrán ir incorporando dificultades como mayor velocidad o su aplicación en situaciones reales del juego.

La técnica en el fútbol: La conducción

Al notar que los jugadores que entrenas dejan de ‘golpear’ el balón para pasar a ‘acariciarlo’ deberás sentirte satisfecho porque habrás logrado un enorme desarrollo. Los centrocampistas creativos son, especialmente, quienes logran un mejor desarrollo en esta técnica individual.

 

La técnica en el fútbol: Controles

La técnica en el fútbolLos controles, o actualmente llamados ‘controles orientados’ son aquellas acciones en las que el jugador consigue dominar el balón y, en ese mismo toque con el que lo controla, quedar perfilado en condiciones para jugarlo con el fin de realizar una acción posterior. Este aspecto es de vital importancia en el fútbol moderno ya que la velocidad con la que se juega, sobre todo en el máximo nivel, no permite tiempo para pensar y lo que producen los buenos controles es ahorrar un tiempo fundamental que puede ser puesto a disposición del equipo.

Por eso anteriormente decíamos que la técnica individual tiene una enorme relación con la técnica colectiva. Este es un ejemplo muy claro en el que controlar y perfilar el cuerpo de buena manera actuará en beneficio de todo el equipo.

 

La técnica en el fútbol: Regates

Es la acción técnica individual de un jugador con posesión de balón que permite avanzar ganando un duelo 1 vs 1 frente al adversario. La esencia de esta acción es vencer al rival para conseguir el avance en el terreno de juego y, con él, superar una línea en el terreno de juego. Para que un regate funcione de manera apropiada es necesaria una acción de coordinación, habilidad y, sobre todo, de una gran imaginación. Lo más destacable en cuanto a este último factor es que la imaginación debe ser acompañada de la creatividad y la improvisación. Ya que dependiendo de los movimientos que realice el rival en décimas de segundos, se elegirán los movimientos para ganar ese duelo 1 vs 1.

La técnica en el fútbol: Regates

Al pensar en la técnica en el fútbol muchas veces se relaciona con este factor de los regates. Pero como ya hemos visto no es el único, aunque es cierto que probablemente sea el más difícil de trabajar y desarrollar en los jugadores. Sudamérica durante muchos años se ha caracterizado por ser una fábrica de jugadores de este estilo. Donde por el crecimiento de los jugadores en terrenos de juego improvisados y horas tras horas de práctica del deporte en edades tempranas han comulgado para que el recurso del regate crezca de forma natural en los niños.

 

La técnica en el fútbol: Remates

La última acción técnica individual que queremos destacar es la de los remates a puerta. Esta es la que consiste en todo envío o golpeo, con la posesión del balón, sobre la portería adversaria. Esta es la última de las acciones en el terreno de juego luego de que se haya producido una jugada. Y por ende, es la que se realiza en menor cantidad de ocasiones, ya que en la mayoría de los casos habrá fallos previos en el regate, en los controles, en la conducción o en los pases, por lo que ese remate a puerta no llegará a producirse.

Remates

Sin embargo, cuando todo lo demás ha funcionado de manera correcta, lo más probable es que la situación para tomar el tiro llegue a uno de nuestros jugadores. De hecho, si toda la construcción ha sido perfecta, la posibilidad del remate le llegará al jugador con mayor capacidad para realizar el tiro, que en general es el goleador del equipo.

Los remates se trabajan, en especial, mediante la repetición. Y si bien es cierto que muchos jugadores ya llegan con un don especial para convertir un alto número de remates en gol, también es cierto que es un recurso relacionado con la técnica en el fútbol que se debe trabajar para mejorarla.

El fútbol como inteligencia colectiva

El fútbol como inteligencia colectiva

A menudo en el fútbol se destacan los rendimientos individuales por sobre los colectivos. Pero esa famosa frase de que los delanteros ganan partidos y las defensas ganan campeonatos podría trasladarse hacia una nueva era en la que podríamos decir que las individualidades ganan partidos. Pero es la inteligencia colectiva (y el trabajo en equipo) la que se queda con los títulos.

El problema consciente y fútbol como inteligencia colectivaAunque muchos crean que el fútbol nace en los pies, el histórico entrenador Arrigo Sacchi destaca en su libro ‘Fútbol Total’ que “el fútbol nace en el cerebro. En el juego en zona debes pensar, en el marcaje hombre a hombre manda la fuerza, pero en el marcaje en zona es el cerebro el que toma las decisiones. Encajar en un mecanismo general es muy interesante, porque por un lado es muy técnico y debes hacer bien lo que estás haciendo, pero a su vez debes entender al conjunto para poder participar del equipo. Solo puedes conseguir todo esto si actúas como parte de un organismo superior, que en este caso es el equipo.”

En resumidas cuentas, debemos entender que el fútbol no es sencillamente una suma de todas las partes, sino más bien es la unión de un pensamiento y un estilo único. Es la interacción de cada una de esas partes.

 

Observar la inteligencia colectiva: Los sistemas

Uno de los aspectos determinantes donde se observa la inteligencia colectiva es en los diferentes sistemas de juego. Sobre este aspecto, al igual que sobre otros tantos, es el entrenador el principal responsable. Responsable de poder transmitir que es lo que quiere que el equipo haga de manera colectiva, ante las diferentes situaciones del juego. Los jugadores deben interactuar con la misma idea y el mismo pensamiento en sus mentes, deben estar seguros de que hay una comunión para realizar A, porque eso los llevará a B. Mourinho declaró una vez que su equipo ideal “es aquél que, en una situación de juego, cada jugador que participa directamente piense y tome una decisión igual que el resto de sus compañeros, un pensamiento único sobre las situaciones del partido.”

Observar la inteligencia colectiva: Los sistemas

 

La inteligencia emocional

Componente emocionalOtro punto clave que va tomando cada vez más relevancia tanto en el mundo empresarial como en el del deporte es la inteligencia emocional. Está comprobado que las personas que logran separar sus emociones de sus acciones, aunque sea por un corto período de tiempo logran soportar de mejor manera las adversidades que le suceden. Este hecho, dentro del campo de juego, toma absoluta relevancia en la vida de los deportistas. Ya que a los ojos de los espectadores resulta absolutamente obvio cuando un jugador no puede separar sus sentimientos ante una situación adversa. Por ejemplo, aquel que reacciona ante una provocación del rival y se va expulsado dejando a su equipo comprometido es un jugador que necesita trabajar en este aspecto. Porque esa falta de inteligencia a nivel individual repercute en el objetivo marcado por la inteligencia colectiva.

 

El problema consciente y fútbol como inteligencia colectiva

Sin embargo, todo este tipo de cuestiones relacionadas con la mente no son fáciles de sobrellevar. Y si bien puede haber una comunión muy importante en relación con la inteligencia colectiva del equipo. La dinámica del juego y las miles de emociones que se viven dentro de un campo generan que incluso con un entendimiento total con el resto de los compañeros el inconsciente juegue una mala pasada. Esto tiene que ver con que un equipo de fútbol no está integrado por robots. Y son seres humanos con un propósito definido, con presiones, y casi siempre con un gran sentido de responsabilidad, quienes los forman. La forma en la que cada jugador percibe las acciones que se desarrollan durante el juego tendrán mayor o menor peso en sus decisiones y en sus próximas acciones.

El fútbol como inteligencia colectivaCuanto mayores sean las posibilidades de trabajar de forma mecánica los movimientos y las acciones, mayor probabilidad habrá de que se logre una buena inteligencia colectiva. El problema en estos casos surge con los equipos que consiguen su objetivo de ‘robotizarse’ de tal forma que parece que cada acción está mecánicamente trabajada. Y en muchas ocasiones terminan tildados de equipos a los que le falta corazón. Como explicó Leandro Zanoni en el título de su libro que habla sobre la inteligencia artificial: Las máquinas no pueden soñar. En este caso, las máquinas no pueden sentir la necesidad de revelarse ante los movimientos. Esos que su entrenador habrá trabajado con tanto énfasis durante tanto tiempo con el objetivo de automatizar. Todo a tal extremo que se habrá olvidado de la importancia de factores como lo son la creatividad, el carácter y el amor propio a la hora de revertir resultados.