SpanishEnglishFrenchJapaneseCatalanBasqueGalician
ACCESO CAMPUS
ACCESO CAMPUS
Jugadores de fútbol base, ¿cuánto deben jugar?

Jugadores de fútbol base, ¿cuánto deben jugar?

El juego recreativo es la base más importante del fútbol en este país porque es el lugar donde todos, independientemente de su capacidad, tamaño o dinero, pueden jugar. Todos los jugadores de alto nivel empezaron en el fútbol recreativo y, si hubieran tenido experiencias negativas en él, lo más probable es que hubieran dejado de jugar antes de tener la oportunidad de ser como son ahora. Por lo tanto, en este deporte, necesitamos ofrecer a los jugadores de fútbol base un tiempo de juego casi igual para darles la oportunidad de aprender en el campo, tomar riesgos y cometer errores. Es importante saber que los partidos típicamente tienen menos tiempo de juego y menos toques de balón que los entrenamientos. Por lo tanto, es crucial incorporar una variedad de actividades de fútbol para los jugadores jóvenes en la práctica, donde todos tienen mucho tiempo para jugar y tocar el balón.

 

Sin embargo, la igualdad de tiempo de juego es un tema candente porque, como entrenadores, queremos ganar. Disponer de minutos durante un partido, tanto al jugador más débil como al más hábil, le supondrá obtener un impacto absoluto en el juego y en los resultados del mismo. Por lo tanto, en este artículo hablaremos sobre el tiempo de juego y algunas de las preguntas que se plantean para proporcionar un tiempo de juego equitativo a los jugadores de fútbol base su equipo.

 

«¿QUÉ PASA SI TENGO UN JUGADOR QUE POCAS VECES ASISTE A LOS ENTRENAMIENTOS? ¿ES JUSTO DARLES LOS MISMOS MINUTOS DE JUEGO QUE A LOS JUGADORES DE FÚTBOL BASE QUE ACUDEN A TODOS LOS ENTRENAMIENTOS?»

Su labor como entrenador de fútbol base es muy importante, ayudar a sus jugadores a valorar este deporte y disfrutar de ser parte de un equipo es algo fundamental a esta edadLa gran mayoría de los jugadores de fútbol base en un programa recreativo están por debajo de la edad de conducir, lo que significa que sus jugadores no están en control de sus horarios o transporte. Al castigar a sus jugadores por no asistir a los entrenamientos, los hace responsables de algo sobre lo que no tienen control. En su lugar, trate de hablar con los padres del jugador en cuestión y desarrolle estrategias para que su jugador pueda entrenar. Si un jugador no puede hacer ningún ejercicio debido a otras obligaciones, dale a ese jugador «deberes» para que tenga la oportunidad de mejorar en casa.

Ejemplos de tareas para un jugador más joven son: «Juega al fútbol en tu patio trasero con tus hermanos/padres durante 30 minutos» o «pasa la pelota contra la pared de tu casa 50 veces». La tarea de un jugador mayor podría ser «correr un kilómetro y medio mientras regatea un balón de fútbol todo el tiempo» o «Mejorar su puntería o su control de balón en un 100%».

 

«UNO DE MIS JUGADORES NO TRABAJA DURO EN LOS ENTRENAMIENTOS. ¿QUÉ MENSAJE LES ESTOY ENVIANDO SI LES DEJO JUGAR TANTO COMO AL JUGADOR QUE SIEMPRE SE ESTÁ ESFORZANDO?».

¿QUÉ MENSAJE LES ESTOY ENVIANDO SI LES DEJO JUGAR TANTO COMO AL JUGADOR QUE SIEMPRE SE ESTÁ ESFORZANDO?Los entrenadores deben ser capaces de establecer expectativas para sus jugadores de fútbol base, y luego responsabilizarlos por sus acciones. Mientras que todos los jugadores necesitan jugar por igual, siéntase libre de usar otros incentivos para motivar a los jugadores de fútbol base su equipo: los que más hayan trabajado en los entrenamientos pueden ser los titulares del encuentro, o el jugador que mejoró más en una habilidad puede ser el capitán durante el fin de semana. Además, si tenemos un jugador que pocas veces se esfuerza al 100%, cuando muestre más empuje, es vital que reconozcamos ese cambio y lo recompensemos apropiadamente. Los niños responden mejor a las recompensas que a las consecuencias.

 

«TENGO ALGUNOS JUGADORES DE FÚTBOL BASE QUE NO SON MUY BUENOS…»

No. Esta no es una opción para ti como entrenador formado y cualificado. Los jugadores más débiles de tu equipo necesitan tiempo de juego para poder mejorar. Si no juegas con algunos jugadores de fútbol base de tu equipo porque podrían perder el partido, entonces por favor da un paso atrás y reevalúa por qué entrenas. Su labor como entrenador de fútbol base es muy importante, ayudar a sus jugadores a valorar este deporte y disfrutar de ser parte de un equipo es algo fundamental a esta edad. No es para ganar partidos a cualquier precio, sin importar el nivel de fútbol recreativo en el que se encuentra su equipo.

Jugadores de fútbol base, ¿cuánto deben jugar?

Los dirigentes de fútbol recreativo, reciben a menudo informes de entrenadores cada temporada que están dando menos tiempo de juego a algunos niños, y es difícil para la liga hacer cumplir la ley, ya que se basa en testimonios de testigos presenciales. Sin embargo, si eres un entrenador que deliberadamente retiene el tiempo de juego debido a su habilidad, por favor debes cambiar ese enfoque o echarte a un lado al final de esta temporada. No hay lugar para ese tipo de comportamiento egocéntrico de los adultos en el fútbol recreativo de los niños. La única razón por la que el fútbol recreativo existe es para crear un lugar donde todos, independientemente de su edad, capacidad o ingresos, puedan jugar al fútbol. Eso es todo. Este es el lugar donde todos pueden jugar. Si no pueden conseguir tiempo de juego en un equipo de recreación, no tienen adónde ir.

Entrenadores de base y padres

Entrenadores de base y padres

Padres, tomen nota: el fútbol base es para que los niños se diviertan. Así que, dejen que jueguen y lo pasen bien. Desde el punto de vista de los entrenadores de base recordamos diez puntos a tener en cuenta por los padres:

Silencio, por favor

Los entrenadores de base son voluntarios«¡Nooooo! Ahí no. Hijo, deshazte de él… ¡Ahora! Recuerda, que no pase el jugador. Sólo deshazte de él». ¿Tu jefe se para de forma amenazadora cerca de tu puesto de trabajo gritándote cuando estás haciendo tu trabajo? Si lo hace, ¿te gusta, te sientes inspirado, creativo y listo para trabajar al máximo? No, creo que no. Teniendo esto en la mente, debemos abstenernos de gritar desde la barrera a los más pequeños cuando están tratando de divertirse con sus amigos. Realmente no ayuda. Y si no lo crees así, pregúntale a él.

Los entrenadores de base son voluntarios

Para la mayoría de los entrenadores de base el entrenamiento no es más que un pasatiempo, simplemente son voluntarios, poco o no remunerados, en un club de fútbol base cada vez más presionado y comprometido a dar a los niños (de todas las capacidades) la oportunidad de jugar.

Los entrenadores no son magos

El hecho de que los padres paguen una cuota de inscripción no significa que hayan comprado el derecho de enredar al entrenador y a los demás jugadores presentándose con el niño a los entrenamientos o a los partidos cuando le apetezca. Las sesiones de entrenamiento están cuidadosamente planificadas; los ejercicios de finalización, los desafíos, los objetivos y los juegos no son simplemente una serie de eventos aleatorios; todo está planificado. Los entrenadores de base realizan un gran trabajo de aprendizaje constructivista. Cada sesión está vinculada para desarrollar los conocimientos, la comprensión y las habilidades de los jugadores de una manera reflexiva, siempre con el objetivo de desarrollar las habilidades de los jugadores a través de la técnica, el físico, la psicología y lo social. Por ello podemos explicar seguro por qué, en varias ocasiones, algún padre se ha quejado de que su hijo no se siente «una parte vital del equipo» o que quizás no está mejorando sus habilidades tanto como esperábamos. Los niños necesitan entrenar, y eso significa acudir todas las semanas al entrenamiento, tener una regularidad.

Debemos ser honestos

Debemos ser honestos y consecuentes con las capacidades y aptitudes de nuestros hijos, no culpar al entrenador de ello. La importancia del entrenador en el fútbol base reside en que todos ellos poseen la formación necesaria para saber el rol que desempeña cada niño en el equipo, no deberían ser los padres quienes se lo impongan. Hay niños que no tienen una coordinación suficientemente afinada, niños que tienen menos visión de juego o, tal vez otros, que les cuesta más asimilar los conceptos y ponerlos en práctica. No debemos desesperanos por nuestros hijos ni culpar a nadie porque no lleguen a ser Messi. Los niños necesitan entrenar para mejorar, pero siendo siempre honestos con las capacidades o habilidades que poseen y de las limitaciones que puedan tener.Dejen a los niños jugar

¿Una mentalidad ganadora?

Cuando se trata de niños, tenemos que pensar detenidamente si exigimos a los jugadores que nos demuestren cuánto quieren ganar la liga y, por supuesto, el gran trofeo brillante que la acompaña. Un énfasis excesivo en lo que los entrenadores de base llaman motivación extrínseca (presión para ganar un partido, amenaza de castigo, etc., en contraposición a la motivación intrínseca) puede tener en realidad un impacto negativo en la motivación y la autoestima del niño. Algunos estudios relacionan demasiada presión externa con el estrés, el agotamiento y el abandono del juego. Las razones más comunes para jugar deben ser: no ganar la liga o los trofeos, sino esforzarse al máximo, porque es divertido, es un gran juego y les encanta.

Una valiosa lección

Los entrenadores no son magosDebemos dar a los niños la oportunidad de respirar, dejarles desarrollar nuevas habilidades y nos sorprenderemos de lo buenos que puede llegar a ser. Los entrenadores de base también quieren que sus jugadores tengan éxito y sean ganadores. Pero no sólo en un partido de niños de 9 años, en el que, quien nace en septiembre es mucho más rápido, fuerte y mayor que el resto de los jugadores. Esto no durará para siempre. Los entrenadores de base tratan de proporcionar a los niños toda una amplia gama de habilidades necesarias para conseguir esos éxitos y ganar cuando tengan 15, 18 o 21 años.

¿Queremos un ascenso?

No debe interesarnos la clasificación. No debemos crear una carrera de fondo con niños de 10 años, donde el desarrollo a largo plazo de los jugadores se vea relegado a expensas de los padres despotricando y la presión por ganar a toda costa. En los equipos de base siempre deben dirigirse los esfuerzos hacia algo un poco más significativo. No podemos permitirnos el lujo de ser exigentes en el fútbol base.

¿Por qué tanta prisa?

No debemos tener prisa por llevarnos a nuestro hijo a un club profesional o a un lugar de élite porque sea nuestra ambición. Los niños tienen que evolucionar sin forzar su progresión y poco a poco ser irá guiando el ritmo que debemos llevar. Dejar que los niños disfruten con amigos de su edad es fundamental para el buen desarrollo del futuro futbolista

Dejen a los niños jugarEntrenadores de base y padres

Los entrenadores de base no son niñeros, son entrenadores formados y bien cualificados. Con más o menos años de experiencia, a quienes les apasiona e interesa ayudar a los niños a enamorarse de este juego y alcanzar su máximo potencial en un ambiente seguro y lleno de diversión. Dejen a los niños jugar, son niños. Les encanta hacerlo. Se toman el juego muy, muy en serio.

Conseguir el equipo de ensueño

Por último, acabaremos con una nota positiva. Padres y entrenadores de base. Ambos cometen errores. Pero imagina el impacto que pueden tener juntos si todos los padres confiaran en el entrenador, lo apoyaran y tranquilizaran a su hijo simplemente diciéndoles después de un partido: «Me encantó verte jugar. Fue muy divertido». Esto les permitiría dejar atrás los errores y disfrutar del cálido resplandor de la montaña rusa física, técnica, social y psicológicamente desafiante en la que está jugando: un deporte de equipo competitivo; si los padres pudieran recordarle que ambos quieren que se conviertan en el mejor jugador que puedan ser, juntos pueden crear un ambiente para que triunfen libres del miedo paralizante al fracaso. Inténtenlo. Puede que sea difícil al principio, pero, hagámoslo lo mejor que podamos y podremos apreciar el crecimiento de los jugadores.

LA PRETEMPORADA DE FÚTBOL

LA PRETEMPORADA DE FÚTBOL

La pretemporada de fútbol es la época del año que hace que los entrenadores y preparadores físicos sean las personas más odiadas en el fútbol. O al menos esa es la forma en que se percibía la pretemporada en la era en la que las botas no eran realmente necesarias y los balones se guardaban en las instalaciones de almacenamiento. Pero, actualmente, los tiempos han cambiado y la pretemporada de fútbol se ha vuelto más específica.

El concepto de «sin dolor, sin ganancia» se ha ajustado y, en lugar de limitarse a trabajar demasiado para que los jugadores creen la base física adecuada, ahora se utiliza un enfoque más sistemático.

En la mayoría de los casos, las cargas de entrenamiento de los jugadores se manejan mejor, el acondicionamiento incorpora algo de trabajo con el balón y el enfoque está en el entrenamiento específico de fútbol que puede individualizarse dependiendo de las características propias del jugador.

 

OBJETIVO DE LA PRETEMPORADA DE FÚTBOL

 

El fútbol es el deporte de equipo más popular en todo el mundo. Fisiológicamente, el fútbol es un deporte de alta técnica basado en la carrera con momentos de actividad de alta intensidad que se intercalan con otros momentos de actividad de baja intensidad.APTITUD FÍSICA COLECTIVA

El objetivo durante la pretemporada de fútbol no es solo comenzar la temporada en condiciones físicas máximas, sino más bien garantizar que los jugadores puedan mantener un alto nivel de rendimiento físico durante toda la temporada.

Al construir una buena base fisiológica, un futbolista podrá aumentar su fuerza, flexibilidad y capacidad cardiovascular específicas para el deporte, lo que mejorará el rendimiento y ayudará a proporcionar un mayor nivel de protección contra las lesiones. Una buena pretemporada de fútbol es una oportunidad para que los jugadores establezcan relaciones con su equipo y comprendan los roles de los jugadores.

 

ESTRUCTURA DE LA PRETEMPORADA DE FÚTBOL

 

La programación de pretemporada es algo increíblemente importante. Cada equipo o jugador dentro del club puede tener objetivos diferentes cuando se trata de objetivos de pretemporada debido a la edad del jugador, la capacidad, el nivel de compromiso y la programación variada en todo el programa. Para el equipo, es importante encontrar el equilibrio adecuado de sesiones de entrenamiento y partidos en este período deLA PRETEMPORADA DE FÚTBOL pretemporada.

 

Al diseñar el calendario de periodización del programa hay que centrarse en la edad del jugador, la habilidad y el nivel de compromiso para maximizar el desarrollo de cada futbolista. Un deportista que entrena más que otro no tiene por qué tener un mayor desarrollo. El uso excesivo físico y mental puede ser grave y causar lesiones físicas o agotamiento. Además, la calidad de la sesión y el movimiento es clave para el desarrollo. Es importante tener en cuenta estas complejidades cada vez que estructura el macrociclo, el microciclo y el mesociclo de un programa de capacitación.

 

PERIODIZACIÓN DE LA PRETEMPORADA DE FÚTBOL

 

  • Un macrociclo es una vista de todo el año del trabajo del equipo o jugador. Al crear un macrociclo, un director puede gestionar la pretemporada, en temporada, en postemporada (un período de entrenamiento después de la temporada sin partidos) y fuera de temporada (sin partidos o sesiones de entrenamiento).

ESTRUCTURA DE LA PRETEMPORADA DE FÚTBOL

  • El microciclo es una imagen del trabajo que un equipo o jugador realizará en un corto período de tiempo. El microciclo dura aproximadamente una semana y es la unidad funcional más pequeña de entrenamiento en un programa de estructuración. La cantidad de trabajo variará según la edad del jugador, el equipo, el programa y el período del año. Nuevamente, la edad y las semanas de competencia pueden afectar el horario real pero no la estructura del bloque de trabajo. Es fácil cambiar un microciclo, ya que es una unidad pequeña y se puede adaptar con mayor precisión a las necesidades de un equipo o jugador.
  • Finalmente, el mesociclo es un cuerpo de trabajo de un mes de duración. Al usar esta vista, nuestros directores pueden planificar el entrenamiento de un jugador y las situaciones de partido al revisar los valores de rendimiento. Debido a que el mesociclo es un trabajo más amplio, los entrenadores bien formados pueden planificar la intensidad y la carga de trabajo físico / mental de las sesiones.

 

APTITUD FÍSICA COLECTIVA

 

OBJETIVOS DE LA PRETEMPORADA

Un estudio reciente ha hecho grandes avances para descubrir más sobre la aptitud física colectiva. Sus

resultados nos han permitido comprender mejor la aptitud física colectiva. Significa que los equipos pueden coordinar su respuesta y trabajar juntos en las diversas situaciones que ocurren durante un partido. El éxito en el fútbol tiene mucho que ver con si los miembros de un equipo identifican e interpretan los aspectos más importantes del partido de manera similar y saben qué hacer y cómo hacerlo rápidamente. Esto es lo que significa estar bien sincronizado. Los investigadores también encontraron que los jugadores más experimentados recorrieron menos distancia que sus compañeros de equipo más jóvenes. Los futbolistas no se ponen en forma al mismo ritmo y los jugadores senior experimentados parecen requerir menos sesiones de entrenamiento para alcanzar la mejor versión de sí mismos para la competencia.

 

 

CONCLUSIONES

Las conclusiones/aprendizajes que los entrenadores y preparadores físicos pueden aplicar de este estudio son:

  • Deben diferenciar entre la aptitud física colectiva e individual. Es posible estar en un nivel muy alto individualmente y tener poca colaboración en equipo, y viceversa.
  • Deben identificar y cuantificar los indicadores de rendimiento para cada tipo de condición física. Quizás las pruebas generales o las que difieren de las habilidades motoras específicas del deporte no deberían usarse para evaluar cómo están los futbolistas.
  • La forma física más específica en los deportes de equipo es la forma colectiva. El nivel alcanzado en un partido debería ayudar a identificar esto.
  • La edad de los jugadores y dónde se encuentran en su carrera futbolística tiene mucho que ver con el tiempo que necesitan para ponerse en forma.

 

¿Por qué el entrenamiento de la fuerza es importante para los jugadores de fútbol?

¿Por qué el entrenamiento de la fuerza es importante para los jugadores de fútbol?

Muchos consideramos a los jugadores de fútbol como algunos de los mejores atletas del mundo, por ello debemos enseñar y desarrollar las arduas habilidades necesarias para poder llegar a jugar al más alto nivel. Una de las más importantes es el entrenamiento de la fuerza.

 

Importancia del entrenamiento de la fuerza

El fútbol es más que talento y habilidad. Se trata de algo más que simple velocidad. También necesitamos fuerza. Nadie puede llegar a ser un jugador completo a menos que trabaje con su propia fuerza. El entrenamiento de la fuerza es primordial.

el entrenamiento de la fuerzaAlgunas personas pueden considerar el fútbol como un deporte de «carrera» en el que el entrenamiento de la resistencia es de vital importancia. La idea del entrenamiento de la fuerza, nos trae a la mente imágenes de músculos de gran volumen, los cuales retrasarían a un jugador. Pues bien, no es así. El fútbol es un deporte muy físico donde el éxito de un jugador (ganar entradas, vencer en balones divididos, oponerse a los defensas 1 a 1 y ganar la posición para controlar un balón en el aire) depende de su fuerza. Ser más fuerte que tus rivales es una gran ventaja. Debemos conseguir tener unas piernas fuertes, eso lo tenemos claro, pero también debemos trabajar para tener un núcleo y una parte superior del cuerpo fuertes, siempre manteniendo el equilibrio entre el tren superior e inferior del cuerpo, sea cual sea el deporte a practicar.

 

Otros beneficios del entrenamiento de la fuerza para los jugadores de fútbol incluyen:

  • Disminuye el riesgo de lesiones. Los movimientos funcionales (ponerse en cuclillas y levantar objetos muertos) fortalecen los músculos que estabilizan las articulaciones (como caderas y rodillas). De todos es sabido cómo las lesiones de rodilla afectan a los jugadores de fútbol, por lo que trabajar la fuerza en este aspecto se antoja como algo primordial.
  • Mejora el equilibrio. El desarrollo de la fuerza permite al jugador controlar mejor su cuerpo en diferentes situaciones del juego.
  • Proporciona un movimiento más poderoso. Golpear un balón, realizar un cambio de dirección en el campo, hacer una parada en la portería, cabecear el balón… Todas estas, y otras, habilidades requieren una potencia explosiva, y la definición de potencia es velocidad más fuerza.

Ejercicios de Fortalecimiento Es importante tener en cuenta que, para fortalecerse, no es necesario levantar pesas pesadas. Los levantamientos con pesas y Kettlebell, pesas ligeras e incluso los ejercicios de peso corporal simples pueden ayudar mucho a fortalecer las piernas, los brazos y lo más importante: el núcleo. Debemos enfocarnos en la forma apropiada y seguir estirando antes y después del entrenamiento, ya que nos asegurará que la flexibilidad no se pierda en un esfuerzo por fortalecerse.

 

Cinco Ejercicios de Fortalecimiento para potenciar el juego

Debemos tratar de incluir estos movimientos en nuestro entrenamiento. De ahí la importancia de la formación del entrenador para poder evaluar dicho proceso de fortalecimiento. El número de series y repeticiones siempre puede variar, dependiendo del estado físico o nivel de experiencia, pero para empezar podríamos realizar cinco series de 10 repeticiones.

  • En cuclillas. Sostendremos una pesa con ambas manos y la moveremos hacia nuestro pecho, luego haremos sentadillas con el pecho alto y con el peso en los talones. Trataremos de estar «por debajo del paralelo» o de bajar el trasero por debajo del nivel de la rodilla mientras nos ponemos en cuclillas. Es una de las formas más utilizadas para el entrenamiento de la fuerza.¿Por qué el entrenamiento de la fuerza es importante para los jugadores de fútbol?
  • Balón Medicinal. Levantaremos el balón medicinal por encima de nuestra cabeza y luego la golpearemos contra el suelo, asegurándonos de mantener una ligera flexión en nuestras rodillas.
  • Trabajo con bandas de elásticas de resistencia. Las posibilidades son infinitas con este sencillo equipo. Dos ideas son «tensores de cara», donde sujetamos la banda a una valla o poste, a la altura de los ojos, y nos agarramos a la banda y tensamos hacia la cara; y «caminatas laterales de banda», donde atamos la banda a los pies, y la mantenemos a la altura de la cintura (bien tensada) y se dan 10 pasos lateralmente a cada lado, con la banda creando resistencia. Actualmente, este tipo de ejercicios son los más utilizados para trabajar el entrenamiento de la fuerza.
  • Subida de escalón ponderada. Sostendremos una pesa a la altura del pecho (o una Kettlebell) y nos subiremos a una caja pliométrica o a un banco de pesas, cambiando las piernas en cada repetición.
  • Series de mancuernas. Las mancuernas empiezan en el suelo y nosotros nos agarramos a ellas en posición tendido prono. Levantamos una mancuerna hacia nuestro pecho, manteniendo el codo cerca de nuestro cuerpo, luego levantamos la otra. Eso cuenta como una repetición. Las filas de mancuernas también las podremos hacer de pie, con una mano en una caja o banco mientras la otra levanta la mancuerna. Cambiaremos de brazo cada cinco repeticiones.

beneficios del entrenamiento de la fuerza

Comprometernos con un régimen de entrenamiento completo nos ayudará a convertirnos en los mejores jugadores de fútbol que podamos ser. Jugar a un nivel de élite requiere mucho trabajo, pero cualquiera que ame el deporte sabrá que vale la pena realizar ese esfuerzo.

 

 

Beneficios y desventajas de competir en un grupo de edad superior

Beneficios y desventajas de competir en un grupo de edad superior

La decisión de competir en un grupo de edad superior o no es la cuestión a la que tanto muchos jóvenes jugadores de fútbol en España como sus padres nos enfrentamos. Puede ser difícil. Todos queremos que nuestros a hijos le vaya bien, y aunque puede que sean muy superiores con respecto al resto de los jugadores de su equipo normal, subir de categoría puede que no sea la mejor opción, a largo plazo, para su desarrollo como jugador.

Las Ventajas de Competir en un Grupo de Edad SuperiorPero subir a nuestro hijo a un grupo de edad más elevada tampoco es siempre la decisión errónea… entonces, ¿Es mejor para nuestro hijo ser el mejor en su grupo de edad o un jugador “normal” en un equipo más competitivo? ¿Deberíamos insistir a nuestro hijo para que compita al nivel más alto posible, o, por el contrario, encontrar un equipo que le dé la mayor cantidad de minutos de juego?

En este artículo, discutiremos los beneficios y desventajas de que nuestro hijo juegue con un grupo de edad superior. También explicaremos algunos de los factores que debemos tener en cuenta a la hora de tomar esta decisión, de tal modo que escojamos la decisión más inteligente para nuestro hijo y su futuro como jugador de fútbol.

 

Las Ventajas de Competir en un Grupo de Edad Superior

Competir en un grupo de edad superior tiene algunas ventajas. En general, cuanto más mayores son los equipos, más rápido y más hábil se torna el nivel de juego. Para los jugadores jóvenes que buscan desarrollarse y avanzar a niveles más altos, el juego puede desafiarles a mejorar sus competencias. Si bien es posible que se sientan cómodos y satisfechos con los equipos más pequeños, competir en un grupo de edad superior les aportará una variedad de nuevos desafíos y metas para empujarlos a mejorar.

Cómo decidir lo que es mejor para nuestro hijo

Es el mismo proceso de pensamiento para decidir si cambiar o no de equipo cuando nuestro hijo está dominando en una división inferior. La mayor diferencia es que el ascenso de una división conducirá a una competición más cualificada, pero el ascenso de una categoría de edad traerá consigo jugadores más cualificados y también una competición más amplia y rápida.

 

Factores que debemos valorar

Hay una serie de factores que debemos que tener en cuenta a la hora de considerar el cambio de nuestro hijo a un grupo de edad superior:

competir en un grupo de edad superiorEl tamaño relativo de nuestro hijo debe jugar un papel importante en su decisión. Aunque los jugadores más pequeños pueden aprender a defenderse contra la competencia más grande, subirlos a un equipo más fuerte, más rápido y con más habilidades puede ser un reto y potencialmente desalentador para los jugadores más pequeños. En una línea similar nos encontramos si nuestro hijo ya es más grande que el resto de los niños de su edad, es posible que no se le cuestione lo suficiente, y con ello consigamos que un avance pueda ser contraproducente.

Su compromiso con el juego y lo que quieren hacer a medida que crezcan también es un factor a tener en cuenta. Si él o ella sólo juegan por diversión y no tienen aspiraciones reales de jugar años después, puede que no sea necesario mover a nuestro hijo a un grupo de edad superior. Por el contrario, si ellos quieren competir más adelante en la vida y mejorar como jugadores, competir en un grupo de edad superior puede acelerar su progreso.

Factores que debemos valorarSu felicidad también debe estar en primer plano durante este proceso de toma de decisión. Eso no significa que permanecer en el equipo con todos sus amigos sea lo correcto, pero trasladar a nuestro hijo a un equipo desconocido en contra de sus deseos puede ser una manera rápida de que pierda la pasión por el juego y, en concreto, por este deporte.

Esta no es de ninguna manera una lista exhaustiva de los factores a considerar, pero sirve como base para comenzar a tomar nuestra decisión.

 

Cómo decidir lo que es mejor para nuestro hijo

La opinión del entrenador en este aspecto también puede ser otro factor a valorar. Un legendario entrenador de fútbol dijo una vez: «Si son lo suficientemente buenos, son lo suficientemente mayores». Esto puede parecer que nos está diciendo a los padres que es mejor trasladar a nuestros hijos a grupos de mayor edad, pero debemos tener en cuenta que, si nuestro hijo no está preparado tanto física como mentalmente para la competencia más fuerte, la mejor elección será permanecer en su grupo de edad otro año más.

 

 

IMPORTANCIA DEL ENTRENADOR EN EL FÚTBOL INFANTIL

IMPORTANCIA DEL ENTRENADOR EN EL FÚTBOL INFANTIL

La carrera de todo deportista suele tener una duración de entre diez y veinte años en la inmensa mayoría de los casos, pues bien, considerando que en este amplio espacio temporal se lleva a cabo el periodo de transición entre la niñez y la madurez del jugador, debemos tener en cuenta una figura que se mantiene presente en la vida del deportista durante todas las etapas evolutivas: el entrenador. Por lo que la importancia del entrenador en el fútbol infantil es tal que, junto a los propios niños, podría considerarse la base de este deporte.

El entrenador, durante toda esta etapa, será el ejemplo, modelo y referente a seguir por sus pupilos, y tendrá como objetivo conseguir el crecimiento del niño como jugador tanto a nivel futbolístico (características tácticas y técnicas) como en el resto de ámbitos (buscar las mejores soluciones, interpretar partidos o situaciones del juego), y que acabe siendo capaz de conjugar todo del mejor modo posible. El fútbol no se trata solo de un deporte donde entra en juego la actividad física, sino que, a su vez, requiere de aspectos relacionados con la psicología, puesto que son niños que se encuentran en un proceso de desarrollo y aprendizaje constante.

Además, el entrenador cumple, en cierta medida, la función de educador. Está trabajando con una de las etapas más determinantes e importantes en la vida de un joven deportista, tanto en lo deportivo como en lo personal, por lo que es fundamental que toda planificación se realice con conocimiento de causa para mejorar y potenciar las capacidades de los niños, sin olvidarnos que debemos inculcarles los valores acerca del deporte (respeto a los demás, compañerismo..), eso sí, con ayuda de los padres, no olvidemos que estos son los principales responsables de la educación del niño.

 

LA IMPORTANCIA DEL ENTRENADOR: POTENCIAR VALORES DESDE PEQUEÑOS

En la actualidad parece que se han pasado a un segundo plano ciertos valores asociados al deporte. El compañerismo, el esfuerzo, el trabajo en equipo o la lucha constante son solo algunos de los valores que deberían ir directamente relacionados con cualquier práctica deportiva. Hoy en día adquieren más importancia los goles, las victorias o el reconocimiento de uno mismo, dejando de lado comportamientos que tienen igual o incluso mayor importancia. Esto es trascendental, ya que son valores que se pueden y deben aplicar a lo largo de la vida personal de todos y cada uno de estos jugadores. De ahí la importancia del entrenador y su implicación a la hora de inculcar todos estos valores a sus jugadores, los cuales, además, ayudarán a los niños a mejorar en la parte puramente futbolística. Algunos de los más importantes a considerar son:

  • Esfuerzo: se puede exigir ya que los objetivos que se marcan no se consiguen de una manera fácil. En el fútbol, así como en la vida, hay que esforzarse siempre al máximo para poder mejorar y lograr las entrenadores liderar y enseñar con el ejemplometas propuestas.
  • Respeto: es de suma importancia respetar el juego, pero también a los compañeros, entrenadores, árbitros, equipos rivales, etc. Mantener esta actitud creará una buena dinámica dentro del grupo y ayudará a potenciar otros valores.
  • Trabajo en equipo: para lograr conseguir nuestro objetivo, que es común para todos, debemos trabajar como un grupo unido. Todos han de tener la misma consideración e importancia. Es aquí donde el compromiso y el sacrificio juegan un papel importante.

 

LA IMPORTANCIA DEL ENTRENADOR: LIDERAR Y ENSEÑAR CON EL EJEMPLO

El entrenador ha de ser un líder, además de conocer y comprender cuales son las necesidades de su equipo, y lo que es fundamental, la importancia del entrenador, en este ámbito, reside en ser capaz de transmitir sus ideas y pensamientos de la manera más fácil para sus jugadores.

importancia del entrenadorA través del entrenamiento, el entrenador debe enseñar al jugador a jugar en equipo, pero sin dejar a un lado su calidad individual, consiguiendo que aprenda de sus propios errores y sea capaz de mejorarlos para convertirse en un futbolista mejor. Por tanto, de este modo, conseguiremos que cada uno de los jugadores aporte con su trabajo al rendimiento del equipo y que, al mismo tiempo, el rendimiento del equipo de valor al propio futbolista, obteniendo así el equilibrio ideal.

Para conseguir que nuestros jugadores adquieran todos estos valores, debemos señalar una vez más la importancia del entrenador y su ejemplo a mostrar. Ellos son un modelo para sus pupilos por lo que si muestran la concordancia con respecto a todos los valores de los que hablamos, será mas sencillo que el equipo los vaya interiorizando.

  • Exigir el máximo esfuerzo a todos, teniendo en cuenta las limitaciones o dificultades de cada uno.
  • Respetar a todos y cada uno de los miembros de su plantilla, así como a familiares, árbitros, entrenadores rivales… de esta manera, además de respetar a este gran deporte, estará mostrando el ejemplo a sus jugadores.
  • Tratar por igual a todos los jugadores. Durante partidos y entrenamientos, repartiendo minutos de juego y ensalzando a todos por igual. El equipo son todos en conjunto.

 

EL IMPACTO DEL ENTRENADOR EN LA VIDA DEL DEPORTISTA

La influencia que el entrenador con sus enseñanzas y acciones pueden tener en el desarrollo tanto personal como profesional del deportista que tiene a su cargo es un aspecto sobre el cual un entrenador nunca debe perder la perspectiva.

impacto del entrenador en la vida del deportista

 

Cabe por tanto decir que es primordial conocer la diferencia entre el entrenador de base, que es quien a través del deporte ayuda a formar la personalidad de los niños o adolescentes, y el entrenador de adultos, que se centra más en conseguir resultados a nivel personal o de competición. No obstante, sea cual sea la categoría que entrenemos, debemos señalar la gran importancia del entrenador y su formación para poder llevar a cabo el proceso de enseñanza-aprendizaje de la manera más óptima.

Muchos y muy diferentes son los múltiples entrenadores de base que interactuarán y pasarán por la vida de un deportista. Dichos entrenadores han de tener en cuenta que cuando es un adulto a quien se reprende o castiga, estamos ante un receptor con una personalidad ya desarrollada y con la capacidad suficiente para filtrar y evaluar lo que se recibe. Sin embargo, los niños carecen de estos filtros cognitivos, ellos simplemente son como esponjas que interiorizan y acatan las enseñanzas de sus educadores. Por esto, aunque cada entrenador sea distinto todos deben de compartir una misma idea que es la de nunca realizar comentarios o actuaciones de carácter formativo sin haberla analizado y sopesado adecuadamente con anterioridad.

RASTRO EDUCATIVO

fútbol infantil rastro educativo entrenadorTodos hemos vivido este proceso de evolución al que nos estamos refiriendo y hemos sido pupilos de múltiples entrenadores a los que fácilmente asociamos con determinadas frases puntuales o acciones, este es el rastro educativo que ellos han dejado en nosotros.

Por ello, y siendo conscientes de este impacto que podemos tener en la futura percepción de la vida por parte de nuestros jugadores, posiblemente, a partir de ahora debemos tratar que estos nos identifiquen en su vida futura con determinados momentos puntuales en los que se encuentren valores como el juego limpio, el respeto, el éxito conseguido con el esfuerzo o el afán de superación. Si conseguimos que esto sea así, será como consecuencia directa de que contamos con las características y habilidades que se suponen identificativas de los grandes entrenadores deportivos.